Ir al contenido principal

Una carta de mi YO a los 31 a mi YO de 21

Cuántas veces no hemos deseado tener una máquina del tiempo que nos permitiera decirle a nuestro yo más chico que no la regara en tal o cual cosa.

Afortunadamente (o tristemente) esto no existe y la vida la vamos construyendo como podemos... Sin embargo, se vale hacer un alto y reflexionar sobre lo que le dirías a tu yo más joven si tuvieras oportunidad.

Algo así hizo Aldo Dáger Pattini, un especialista en Marketing, Branding y Networking de 30 años que decidió escribirse una carta a su yo de 21.

El texto fue publicado en el portal Medium el 11 de julio y aquí les presentamos la traducción que realizó el periódico Excélsior:

1) Viaja

Tienes muy poca responsabilidad, anda y viaja. Cuando llegues a los 30, vas a querer viajar de forma ligeramente diferente, gastar un poco más, hacer las cosas un poco más caras, comer en mejores restaurantes. Así que trabajar durante un año y ahorrar el dinero suficiente para experimentar el mundo barato no te va a matar a esa edad.

¿Cómo sabes qué vas a hacer si no sabes qué hay allá afuera por hacer?

No viajes a lugares obvios
Viaja a lugares difíciles
Viaja para aprender
Viaja para descubrir
Viaja a lugares que te pondrán a pensar qué (y quién) quieres ser


2) Construye

No pases mucho tiempo trabajando para hacer realidad la visión de otras personas o en muchas reuniones. Usa tu tiempo en pensar cómo es tu propia visión del mundo (recuerda el punto 1) y a dónde quieres llevar tu vida.

Las reuniones son donde las ideas van a morir. Bien dice mi papá, cuando las dos partes están interesadas, un negocio se cierra en 5 minutos.

Si te encuentras trabajando para una empresa y quisieras renunciar porque no eres feliz: renuncia. Ándate. Si aún no estás trabajando para alguien, entonces anda al punto 5.

3) Lee

Lee todos los días. Lee todo lo que puedas. No solo leas las cosas que ya sabes. Lee sobre gente. Lee a la gente.

4) Deja de ver televisión

En este momento. Para. No te está ayudando a ser mejor.

5) Trabajo

No aceptes el trabajo para esa compañía. En serio, no lo hagas (mira el punto 2).

6) Confianza

Aunque mate tus amistades. Aunque mate tus ideas. Así pierdas a tus amigos. Así signifique que vas a salir herido. Confía en la gente hasta que te den una razón para no hacerlo más. Pero siempre debes dar otra oportunidad.

Recuerda, no seas ingenuo. Hay gente allá afuera que quiere hacerte daño.

7) Gente

La gente es lo mejor y peor que te puede pasar. Algunos te ayudarán a llegar lejos y rápido. Otros te van a jalar para bajar a su nivel y ayudarte a perder. La mayoría son nivel promedio. Algunos son normales. Pocos son excelentes.

No necesitas muchos amigos o gente a tu alrededor. Lo que necesitas es gente asombrosa que hagan por tí lo que harías por ellos. Es muy simple, muchos amigos promedio van a hacer que te sientas solo cuando necesitas sentir que estás rodeado por gente a quien le importas.

8) Valora el tiempo

No pierdas el tiempo en gente que no confías. No pierdas el tiempo dando amor o amistad a alguien que te va a engañar (o vas a engañar). No pierdas el tiempo con amigos que no te tratan como tú los tratas (regresa al punto 7). No llegues tarde. Valora el tiempo de otras personas. Eso significa que si llegas tarde, no te importan un carajo los demás, o su tiempo y en el fondo piensas que tú eres más que ellos y por eso pueden esperar.

Hay personas que te dirán que está bien llegar tarde, pero no está bien. Otros te dirán que es su forma de ser. Necesitas re-evaluar la amistad de estos últimos (de nuevo, regresa al punto 7).

9) Falla

Y falla bastante. Falla seguido. Falla en el amor. Falla en el sexo. Falla en socializar. Falla en hacer amigos. Falla en el trabajo. Falla en los negocios. Falla con la familia. Falla con tus amigos. Falla. Pero falla rápido y aprende una lección.

Si no aprendes algo cada vez que fallas entonces todo lo que has hecho ha fallado. Si aprendes algo, entonces has crecido. Cada vez que crezcas, y aprendas, y falles, vas a ser mejor en saber cómo tener éxito.

10) Éxito

No hay ningún punto en el cual vayas a tener éxito. No en tus 20s. Nunca.

Ahora, supera lo mencionado y empieza a construir cosas (mira el punto 2 y combínalo con el 9).

11) Paciencia

Debes ser paciente. Las cosas que valen la pena hacer no se merecen que las hagas rápido. Nada que valga la pena construir se merece ser construido al apuro. Nada de valor es formado en minutos.

Planea en décadas. Piensa en años. Trabaja en meses. Vive en días.

12) Enamórate

Esa persona que escojas (o te escoja) cuídala, valórala. El amor nos hace felices. Tómate tu tiempo y elije lo mejor. Encuentra a alguien que te acompañe en el camino de ser mejor personas, que te respete, que no te chantajee, que te permita ser. Alguien que le guste viajar, construir y leer. Que le guste trabajar en lo que ama, que tenga confianza y haya escogido bien a los que la rodean. Que valore el tiempo de los demás, que haya fallado, que busque el éxito con paciencia. Pero sobre todo, que quiera también enamorarse.

¿Qué le dirían a su yo de 21?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Me hackearon mi cuenta y pues Twitter no me la regresaba

Pues algunos de ustedes sabrán que en estos últimos días sufrí que me hackearon mi cuenta, lo raro es que pues yo no soy famosa ni hago cosas fuera de lo normal más que hacer spam en sus TL's y robarles los tuits y adueñarmelos, así que una razón fuerte como pasa los famosos y páginas de cuentas oficiales no tenían.

Bueno, pues empezó que yo estaba trabajando y de repente en un momento que tuve libre mandé un tuit y me avisaron en DM que por qué me había cambiado el user, el cual he tenido toda mi vida, yo no lo había hecho y fue cuando me di cuenta de que ingresaron a mi cuenta de mail e intentaron cambiar todas las contraseñas de mis cuentas de facebook y twitter.. Y cuando digo TODAS, me refiero a TODAS. Afortunadamente logré restablecer la de facebook y el correo porque estaban dado de alta mi celular, el cual me rehusaba a dárselos. Pero un día pensé, seguro ya lo tienen y además ese día que se los di ya no me dejaban hacer nada más hasta que introdujera mi celular así que p…

El frasco de luciérnagas

Un tipo lleva una década casado y ni su esposa ni nadie le ha hecho nunca sexo oral. Se rompe la cabeza pensando cómo lograrlo. Entonces recuerda que su décimo aniversario de matrimonio está por llegar. Entonces se le ocurre qué hacer. Le dice a su esposa, entusiasmado, que piensa rentar la misma cabaña en está idéntica y el el bosque donde pasaron su luna de miel. Ella se pone feliz. Llega el día. La cabaña está idéntica. El bosque, paradisíaco. Pasean tomados de la mano, tienen una cena romántica, y al llegar la hora de irse a la cama, él apenas puede contener la emoción. Entonces ella le dice que va a bañarse. Entonces él toma un frasco, sale al bosque y comienza a llenarlo de luciérnagas. Con cada luciérnaga que echa en el frasco, sabe que está más cerca de conseguir el anhelado fellatio.

Cuando el frasco está rebozante de luciérnagas, él regresa a la cabaña, saltando de alegría como niño. Cuando llega, ella está justo cerrando la regadera. Él, a punto del éxtasis, poneel frasco de…

El hombre en busca de sentido (Man's Search for Meaning)

Después de haber limpiado mi librero y después de cinco años de tener este libro en mi propiedad (gracias a mi mejor amiga Ari que me lo obsequió) el día de hoy terminé de leer este libro. Dicen que los libros son como tu mejor amigo, es una persona por descubrir y que puedes llegar a conocer mucho más que cualquier otro amigo. Mi ser, mi yo, está  formado por todos ellos, amigos, libros y cualquier persona que se ha cruzado físicamente o virtualmente.
El Hombre en Busca de Sentido es una autobiografía de un señor llamado Viktor Frankl en el cuál narra a través de 116 páginas el cómo vivió siendo un prisionero en los campos de concentración durante la época nazi. El prisionero No. 119.104 es aquel hombre que soñaba con ver a su esposa, que perdió todo y en unas cuantas veces y por menos el hombre desearía dejar de vivir, nos enseña que lo último que pierde el hombre es la libertad de elegir y sea cualquiera que sea sus circunstancias sólo él decidirá como sentirse ante ellas.








... Las en…