Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

Cazador

Logré nacer un mes de enero,
tarde ya para el calor.
Me convertí, invierno a invierno,
en un torpe cazador.

Y así partí, y lo habias jurado
ir conmigo hasta el final.
Tardé en llegar algunos años
y algunos más en regresar.

Completamente solo,
bajo un sol abrasador,
grité al perderlo todo
y no reconocí mi propia voz.

Vivía igual que un cazador,
en soledad, sin fe ni amor,
mi presa siempre estaba en otro lado.

A hierro yo viví y maté
y a hierro sé que moriré,
el cielo nunca se ha equivocado.

Y así emprendí el tercer camino,
fui guiado sólo por el viento,
el juez de paz me vio y me dijo:
"ya has perdido mucho tiempo".

Y vi a mi amor y estaba herido,
no me quise detener allí.
Soy cazador, y no persigo
más que lo que huye de mí.

Después de mucho tiempo
recibí tu grabación.
Era de días buenos
y no reconocí mi propia voz, mi voz.

Vivía igual que un cazador,
en soledad, sin fe ni amor,
mi presa siempre estaba en otro lado.

A hierro yo viví y maté
y a hierro sé que moriré,
el cielo nunca se ha equivocado.

Vivía igual q…

Carlos Fuentes - El Robot Sacamentado

¿Qué es primero? ¿El nombre, o la cosa? PLATÓN, Cratilo
Una vez más, los culpables fueron Adán y Eva. Su jerarquía de Primeros Padres les otorgó un sitio privilegiado en el Cielo, así como una visibilidad excesiva: lo que en términos políticos modernos se llama «un alto perfil». Pero el sambenito de «Primer Padre» y «Primera Madre» no se soporta fácilmente, ni en el Cielo ni en la Tierra. Su status de megaestrellas terminó por hastiar a Adán y Eva.
—Mejor nos hubiera ido en el Infierno —le dijo Eva a Adán, mientras ambos atendían a una interminable fila de recién llegados a la Vida Eterna que, bolígrafo en mano, esperaban pacientemente turno para obtener los autógrafos de los Primeros Padres—. Allá abajo, lo que aquí pasa por un premio sería visto como un castigo.
La costilla de Adán levantó por un minuto la mirada del coqueto libro de autógrafos (páginas lilas alternadas con azul celeste) y vio la fila extendida a lo largo y ancho del tiempo y del espacio. La astuta mujer se dio cuenta e…