Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

Si un día me preguntas

Si un día me preguntas

y no te digo nada

Y mi voz no hayas frente a la tuya

será porque me fui a ocultarme

tras las sombra del olvido.

Será porque me he predido

tras las huellas de una noche de penumbras

será porque madrugué huyéndole

a las cenizas del pasado que envenenan mi andar.

Será porque me marché al acecho de la oscuridad

de una colina lejana.

Será porque le crecieron

alas a la sonrisa

a los ojos que alumbran mi vida

y se perdieron más allá

en la inmensidad del universo.

Será porque ya tus senos

no cabalgan sobre mi montura.

Y como dos margaritas

aún con sus hojas

se marchitaron indemnes

entre las hojas de una madrugada.

Si un día me preguntas

y te respondo ausente la mirada

será porque me fui muy allá.

Y esa figura que vez

solo es cascarón

que oculta la lejanía en mi ser

que se fue en las riberas del tiempo

donde se extravió la primavera

y la intimidad de las hojas

mustias del otoño.


Si un día me preguntas quizá ya no esté para responderte..



21 de Octubre

21 de Octubre de 2006 ..
eres el ser más culpable e inmoral; la casa en silencio .. en soledad.
Tres años de amor rendido a sus pies .. tendrás que escribir el final de este cuento; tu mirada tan sucia como un vertedero. Sal de su vida, sal alegría .. no hagas más daño a quien todo te dio.
No volverá, esta vez no .. perdiste la llave de su corazón.
21 de Octubre de 2006 .. la costumbre hizo bajar la intensidad; esta noche no estará a la hora de cenar. Tres años de amor  rendido a sus pies .. ahora tu jaima vacía es todo el desierto; simplemente eres un hombre enfermo.
Sal de su vida, sal alegría .. no hagas más daño a quien todo te dio. No volverá, esta vez no .. perdiste la llave de su corazón.
21 de Octubre de 2006 .. ojo por ojo, diente por diente; lo que mereciste es lo que tienes.
Tres años de amor rendido a sus pies .. el beso de Judas al amanecer; condena de pena y corona en la sien. Y sal de su vida, sal alegría ..
no hagas mas daño a quien todo te dio.
No volverá, esta vez n…

Estoy bien..

Estoy bien... Ella lo repite siempre.

Una mentira de las mas frecuentes y más repetidas por todo el mundo. ¿Saben? ¡No! ¡Ella no está bien! Quiere salir corriendo de esta vida. Hay días en los que no desea ni que la luz le dé en el rostro, ni salir a la calle. Siente que odia a todo el mundo. Ya se cansó de darles la razón a todo el mundo, de no saber decir que no. ¡Ya se cansó de esta soledad!
Ella aceptó que se ha valorado demasiado, su ego ha sido muy alto, ha pasado encima de muchas personas y ha lastimado a personas muy buenas.

La han manipulado y ella lo hizo varias veces. Pero, ¿qué hay de lo que ha hecho bien? ¿Alguien lo ha notado? Reconocimiento, algo que todos deseamos.
Ella desea tener con quien llorar, a quién abrazar, tiene tantas amistades que no sabe con quien confiar.

Ella desea estar bien.

Mi poema de Capulina por Sergio Zurita

Mi amigo Ricardo Vinós me escribió ayer diciéndome que un cuate suyo hizo un títere de Capulina y se quería deshacer de él, así que lo puso a concurso. Quien escribiera el mejor poema sobre el comediante se convertiría en el feliz poseedor. Vi una foto del títere y estaba de pocamadre.  Y luego vi que decía que alguien más ya se lo había llevado… Pero ya picado, le contesté a Ricardo con este poema amargo:
A Capulina (Ser o no res) Querido señor Vinós, le comento con gran inquina que nos ganaron a Capulina. Ni para mí ni para vos será el campeón del humorismo blanco, apodo que también es mío cuando me la jalo y casi me la arranco. Qué Hamlet ni qué la chingada, ¿qué es eso de “ser o no ser”?