Pero, sigo aquí...

Siempre dije que estaría más feliz sola.

Tendría mi trabajo, mis amigos. Pero, ¿Alguien en tu vida todo el tiempo? Son más problemas de lo que vale la pena. Al parecer, lo había superado. 

En eso llego alguien que perturbo mis pensamientos y mis sentimientos, aclaré que no estaba lista para esa relación. Era todo tierno, la persona con quien si me imaginaba estar, cumplía mis necesidades.

Pero como siempre me pasa, lo eche a perder. Y, tarde me di cuenta de lo valioso que era.

Como dice mi Carlita Morrison: "Tuve una gran oportunidad, pero moría de nervios no podía ni hablar, reprimí lo que sentía..". Oh canción tan llena de verdad.

En realidad, ¿soy tan complicada? 

En fin, ya no más relaciones. Esto de sentirse así no me gusta, así que se acabó.  

Hay una razón por la que he dicho que estoy bien sola. No era porque pensase que sería feliz sola. Era porque pensaba que si amaba a alguien y se acababa. No podría superarlo.

Es más fácil estar sola.

Porque, ¿Y si te das cuenta que necesitas amor... Y luego no lo tienes? ¿Y si te gusta y te apoyas en él? ¿Y si moldeas tu vida alrededor de ello y luego se derrumba?

¿Puedes sobrevivir con esa clase de dolor?

Perder el amor es como perder un órgano dañado. Es como morir. La única diferencia es que la muerte acaba. ¿Esto? Podría continuar siempre.

Gracias y PERDÓN.

0 comentarios: