Ir al contenido principal

POR QUÉ LAS MUJERES SE TARDAMOS TANTO...CUANDO VAN AL BAÑO?

El gran secreto de todas las mujeres

respecto a los baños es que de chiquita tu mamá te llevaba al baño,

te enseñaba a limpiar la tabla del inodoro

con papel higiénico y luego ponía tiras de papel cuidadosamente en el perímetro de la taza.

Finalmente te instruía:

"Nunca, nunca te sientes en un baño público'

Y luego te mostraba 'la posición' de karateca,

consiste en balancearte sobre el inodoro

una posición de sentarse sin que tu cuerpo

haga contacto con la taza.


La Posición' es una de las primeras lecciones de vida de una niña,

súper importante y necesaria, nos ha de acompañar durante

el resto de nuestra miona vida.

Pero aún hoy en nuestros años adultos,

'la posición' es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está hasta la madre y a punto de reventar.


Cuando TIENES que ir a un baño público,

te encuentras con una cola de mujeres que te hace pensar

que dentro está Brad Pitt.

Así que te resignas a esperar,

sonriendo hipocritamente a las demás mujeres

que también están discretamente cruzando piernas, brazos y apretando el higo, en la posición oficial de "me estoy"meando''...pendejas


Finalmente te toca a ti,

si no llega la típica mamá con 'la nenita que no se puede aguantar más'.



Entonces verificas cada cubículo por debajo para ver si no hay piernas.

¡¡¡¡¡ Todos están ocupados !!!!!

Finalmente uno se abre y te lanzas casi tirando a la persona que va saliendo.

Entras y te das cuenta de que el cabrón picaporte no funciona (nunca funciona);

no importa...al fin llegaste y estás ahí

Cuelgas el bolso del gancho que hay en la puerta, y si no hay gancho (nunca hay gancho), inspecciónas la zona, el suelo esta lleno de pinchi porquería y de líquidos indefinidos y no te atreves a dejarlo ahí,

así que te lo cuelgas del cuello (tipo San Bernardo) mientras miras como se balancea debajo tuyo,

sin contar que te desnuca la correa,

porque el bolso está lleno de chingaderitas

que fuiste metiendo dentro, poco a poco ¡¡¡ ahhhhh !!!

la mayoría de las cuales no usas, pero que las tienes por si acaso...

Pero volviendo a la puerta...

Como no tenía picaporte, la única opción es sostenerla con una mano,

mientras que con la otra de un tirón te bajas los calzones

y te pones en "la posición...de ranita saltando las vías

¡¡¡ Uffff... Que alivio...... AAhhhhhh !!!, por fin...

Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar.... Por que estás suspendida en el aire, con las piernas flexionadas,

los calzones cortándote la circulación de los muslos, el brazo extendido haciendo fuerza contra la puerta y un bolso de 5 Kg. Colgando de tu pinche cuello.

Te encantaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza ni la cubriste con papel, interiormente crees que no pasaría nada

pero la voz de tu madre retumba en tu cabeza ¡¡¡ jamás te sientes...en un inodoro público!!!,

así que te quedas en la "posición de Chivito al Precipicio", con el tembeleque de las pinches piernas...

Y por un fallo de cálculo en las distancias ¡¡¡ Una salpicada finíííííísima...del chorro de miados te salpica

y te moja hasta las medias!!!

Con suerte no te mojas tus propios zapatos,

y es que adoptar 'la posición' requiere una puta concentración.

Para alejar de tu mente esa desgracia,

buscas el rollo de papel higiénico peeero,

nooo hayyyyyy!!!...!

El rollo esta vacío...! (siempre), ¡¡¡ chingada, me lleva... Entonces suplicas al cielo que entre los 5 kilos

de cachivaches que llevas en el bolso haya un miserable kleenex,

pero para buscar en tu bolso hay

que soltar la pinche puerta, dudas un momento,

pero no hay más remedio...

Y en cuanto la sueltas, alguien la empuja

y tienes que frenar con un movimiento rápido

y brusco,

mientras gritas OCUPAAADOOOO!!!

ahí das por hecho que todas las pendejas mionas que esperan

en el exterior

escucharon tu mensaje y ya puedes soltar la puerta sin miedo,

nadie intentará abrirla de nuevo (en eso las mujeres nos respetamos mucho)

Sin contar el garrón del portazo, el desnuque con la correa del bolso,

el sudor que corre por tu frente, la salpicada del chorro en las piernas...y de pilón el pedo que se te salió por el esfuerzo al agacharte

El recuerdo de tu mamá que estaría avergonzadísima si te viera así;

porque su trasero nunca tocó

el asiento de un baño público,

porque francamente,

" Tú, no sabes qué enfermedades podrías agarrarte ahí ".

...estás exhausta, cuando te paras ya no sientes las piernas, te acomodas la ropa rapidísimo

y tiras de la palanca con el pinche pie, ¡¡¡ sobretodo !!! muy importante.

Entonces vas al lavamanos.

Todo esta lleno de agua, así que no puedes soltar el bolso ni un segundo,

te lo cuelgas al hombro,

no sabes cómo funciona la puta llave con los sensores automáticos, así que tocas hasta que sale un chorrito de agua fresca,

y consigues jabón, te lavas en una posición de "Jorobado de Notredame"

para que no se resbale el bolso y quede abajo del chorro...

El secador ni lo usas, es un momento ya inútil, así que terminas secándote las manos

en tus propias nalgas,

por que no piensas gastar tu kleenex para eso y sales...

En este momento ves a tu chico que entró y salió del baño de hombres

y encima le quedó tiempo de sobra para leer la sección de deportes y el clasificado del diario citadino, mientras te esperaba.

'¿Por qué tardaste...tanto?

pregunta el muuuy estúpido.

'¡¡¡Había mucha cola'...te limitas a decir!!!



Y ésta es la cabrona razón, por la que las mujeres

vamos en grupo al baño, por solidaridad,

ya que una te aguanta el bolso y el abrigo, la otra te sujeta la puerta, otra te pasa el kleenex por debajo de la puerta

y así es mucho más sencillo y rápido

ya que uno sólo tiene que concentrarse en mantener 'la posición' y sobretodo la puta dignidad.


¡Gracias a todas por haberme acompañado alguna vez al Baño y servirme de Perchero o tenedora de Puerta!!!!.....

Pinches hombres que siempre preguntan Mija ¿Por qué te tardaste tanto en el baño...?


!!!PINCHES WEYES !!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Me hackearon mi cuenta y pues Twitter no me la regresaba

Pues algunos de ustedes sabrán que en estos últimos días sufrí que me hackearon mi cuenta, lo raro es que pues yo no soy famosa ni hago cosas fuera de lo normal más que hacer spam en sus TL's y robarles los tuits y adueñarmelos, así que una razón fuerte como pasa los famosos y páginas de cuentas oficiales no tenían.

Bueno, pues empezó que yo estaba trabajando y de repente en un momento que tuve libre mandé un tuit y me avisaron en DM que por qué me había cambiado el user, el cual he tenido toda mi vida, yo no lo había hecho y fue cuando me di cuenta de que ingresaron a mi cuenta de mail e intentaron cambiar todas las contraseñas de mis cuentas de facebook y twitter.. Y cuando digo TODAS, me refiero a TODAS. Afortunadamente logré restablecer la de facebook y el correo porque estaban dado de alta mi celular, el cual me rehusaba a dárselos. Pero un día pensé, seguro ya lo tienen y además ese día que se los di ya no me dejaban hacer nada más hasta que introdujera mi celular así que p…

El frasco de luciérnagas

Un tipo lleva una década casado y ni su esposa ni nadie le ha hecho nunca sexo oral. Se rompe la cabeza pensando cómo lograrlo. Entonces recuerda que su décimo aniversario de matrimonio está por llegar. Entonces se le ocurre qué hacer. Le dice a su esposa, entusiasmado, que piensa rentar la misma cabaña en está idéntica y el el bosque donde pasaron su luna de miel. Ella se pone feliz. Llega el día. La cabaña está idéntica. El bosque, paradisíaco. Pasean tomados de la mano, tienen una cena romántica, y al llegar la hora de irse a la cama, él apenas puede contener la emoción. Entonces ella le dice que va a bañarse. Entonces él toma un frasco, sale al bosque y comienza a llenarlo de luciérnagas. Con cada luciérnaga que echa en el frasco, sabe que está más cerca de conseguir el anhelado fellatio.

Cuando el frasco está rebozante de luciérnagas, él regresa a la cabaña, saltando de alegría como niño. Cuando llega, ella está justo cerrando la regadera. Él, a punto del éxtasis, poneel frasco de…

2 de Octubre No Se Olvida

A diferencia de otros países latinoamericanos que están saldando las cuentas de la represión durante la guerra fría, México sigue sin dilucidar la matanza de Tlatelolco, que hace 42 años dejó al menos 44 estudiantes asesinados en la céntrica Plaza de las Tres Culturas.

La masacre fue perpetrada el 2 de octubre de 1968 por el Ejército, diez días antes del inicio de los Juegos Olímpicos México-68.
El ocultamiento, la casi inexistente investigación y las escasas denuncias impiden, según analistas, aún hoy determinar el número de fallecidos en el ataque a mansalva durante una concentración de unos 8.000 estudiantes en la plaza de Tlatelolco (o de las Tres Culturas), que siguió a una serie de marchas de más de un mes en las calles y en las universidades. Los cómputos oficiales dan cuenta de 44 fallecidos, mientras que para investigadores independientes, organizaciones sociales y protagonistas de la época fueron al menos 300 los que cayeron en ese paseo público.
El entonces gobierno de Gust…