Ir al contenido principal

La portada del Abbey Road de Beatles 


No se trata de una fotografía. O sí. En realidad es una fotografía que finalmente resultó en la portada de uno de los discos más importantes de todos los tiempos: Abbey Road. 

Fue registrada en 1969 por el fotógrafo Ian MacMillan en la calle Abbey Road (cerca de los míticos estudios con el mismo nombre) y la esquina de la Grove End Road, un día en que los músicos se encontraban grabando. La idea bastante espontánea, motivó que no hubiese mayor vestuario que la vestimenta que llevaba cada uno ese día casualmente.

Sin embargo, la recepción por parte del público no fue tan leve, y pronto comenzaron a tejerse rumores.

El más fuerte de ellos, y que ya tenía cierto tiempo gestándose (desde el álbum predecesor Sgt. Pepper`s), era que Paul McCartney había muerto, y los otros tres miembros de la banda se habían puesto de acuerdo en un plan macabro para sustituirlo por un actor.

Claro, cuando uno lo desea, encuentra significados ocultos a todo. Por lo que la portada del disco fue interpretada como una clara alusión a este terrible secreto.

Según el público, los cuatro beatles formaban parte de un cortejo fúnebre.
John Lennon, de blanco, personificaba al párroco. Ringo Starr, de impecable traje negro, era el empresario de pompas fúnebres. George Harrison, vestido de jean, oficiaba de sepulturero. Y Paul McCartney, con su traje de domingo, era el muerto.

Pero no todas las evidencias se resumían a esto. Paul iba con los ojos cerrados. Llevaba el cigarrillo con su mano derecha, cuando en realidad… ¡es zurdo!
Esto era un claro signo de que se trataba de un impostor. Llevaba el paso cambiado con respecto a los demás, e iba descalzo.

Por si esto fuera poco, había una señal inconfundible: el Volkswagen blanco (en inglés, escarabajo, el modelo, se dice beatle), en cuya matrícula se puede leer LMW 281F, lo que del beatlemaniaco-tejedor-de-intrigas al español se puede traducir como: 28 if. En una referencia a que si Paul viviese tendría 28 años.

En fin, misterios más, misterios menos, es innegable que la historia de la portada es fascinante.

Hasta el mismo Paul McCartney se tomó el asunto en broma, y varios años después, en 1993, ironizó sobre esto en su disco en vivo, “Paul is live” (ya el título era irónico).
En la portada del mismo aparecía él solo sobre Abbey Road paseando su pastor inglés, y el escarabajo blanco, estacionado en el mismo lugar, tenía por matrícula LMW 511F (su edad en ese momento).



Entradas populares de este blog

Me hackearon mi cuenta y pues Twitter no me la regresaba

Pues algunos de ustedes sabrán que en estos últimos días sufrí que me hackearon mi cuenta, lo raro es que pues yo no soy famosa ni hago cosas fuera de lo normal más que hacer spam en sus TL's y robarles los tuits y adueñarmelos, así que una razón fuerte como pasa los famosos y páginas de cuentas oficiales no tenían.

Bueno, pues empezó que yo estaba trabajando y de repente en un momento que tuve libre mandé un tuit y me avisaron en DM que por qué me había cambiado el user, el cual he tenido toda mi vida, yo no lo había hecho y fue cuando me di cuenta de que ingresaron a mi cuenta de mail e intentaron cambiar todas las contraseñas de mis cuentas de facebook y twitter.. Y cuando digo TODAS, me refiero a TODAS. Afortunadamente logré restablecer la de facebook y el correo porque estaban dado de alta mi celular, el cual me rehusaba a dárselos. Pero un día pensé, seguro ya lo tienen y además ese día que se los di ya no me dejaban hacer nada más hasta que introdujera mi celular así que p…

El frasco de luciérnagas

Un tipo lleva una década casado y ni su esposa ni nadie le ha hecho nunca sexo oral. Se rompe la cabeza pensando cómo lograrlo. Entonces recuerda que su décimo aniversario de matrimonio está por llegar. Entonces se le ocurre qué hacer. Le dice a su esposa, entusiasmado, que piensa rentar la misma cabaña en está idéntica y el el bosque donde pasaron su luna de miel. Ella se pone feliz. Llega el día. La cabaña está idéntica. El bosque, paradisíaco. Pasean tomados de la mano, tienen una cena romántica, y al llegar la hora de irse a la cama, él apenas puede contener la emoción. Entonces ella le dice que va a bañarse. Entonces él toma un frasco, sale al bosque y comienza a llenarlo de luciérnagas. Con cada luciérnaga que echa en el frasco, sabe que está más cerca de conseguir el anhelado fellatio.

Cuando el frasco está rebozante de luciérnagas, él regresa a la cabaña, saltando de alegría como niño. Cuando llega, ella está justo cerrando la regadera. Él, a punto del éxtasis, poneel frasco de…

2 de Octubre No Se Olvida

A diferencia de otros países latinoamericanos que están saldando las cuentas de la represión durante la guerra fría, México sigue sin dilucidar la matanza de Tlatelolco, que hace 42 años dejó al menos 44 estudiantes asesinados en la céntrica Plaza de las Tres Culturas.

La masacre fue perpetrada el 2 de octubre de 1968 por el Ejército, diez días antes del inicio de los Juegos Olímpicos México-68.
El ocultamiento, la casi inexistente investigación y las escasas denuncias impiden, según analistas, aún hoy determinar el número de fallecidos en el ataque a mansalva durante una concentración de unos 8.000 estudiantes en la plaza de Tlatelolco (o de las Tres Culturas), que siguió a una serie de marchas de más de un mes en las calles y en las universidades. Los cómputos oficiales dan cuenta de 44 fallecidos, mientras que para investigadores independientes, organizaciones sociales y protagonistas de la época fueron al menos 300 los que cayeron en ese paseo público.
El entonces gobierno de Gust…