Yo, hoy decido

Hoy decido comenzar de nuevo, ser una mujer nueva, olvidarme de mis dolores y penas.

Hoy decido, no preocuparme más por el que dirán, luchar por mis sueños, esforzarme mucho más por mi felicidad.

Hoy decido dejar de  poner mi estabilidad en manos de terceros, ser solamente yo quien decida el camino que he de  recorrer, mis metas, mis planes y deseos.

Sé que antes me negué la oportunidad de ser feliz, que me aferre a cariños fingidos, a sonrisas falsas, incluso a mí misma me mentí, cuando por quedar bien o cubrir las apariencias, me negué a discutir, a hablar de mis ideas, a dar mi punto de vista, a ser   yo, sin miedo ni caretas.

Hoy me renuevo, me descubro, me  atrevo a ser realmente yo sin miedos ni complejos.

 Me he dado el tiempo para perdonar y perdonarme, para empezar de nuevo sin rencores ni odios, ni malos recuerdos

Hoy quiero ser esa mujer que se enfrenta a la vida con coraje, dando lo mejor de mí, tratando de hacer el bien sin importar a quien, buscar motivos que me inviten a sentir la adrenalina de la vida…

cultivar mi mente y mi  alma para vivir en armonía

Me he dado cuenta, que es sumamente desgastante tratar de complacer deseos ajenos, que  a veces por comodidad o confort nos estancamos en lo preestablecido, en lo que no requiere esfuerzo, en trabajar por los sueños de  otros.

Hoy quiero ser yo quien emprenda, quien  construya nuevos y mejores momentos, atesorar recuerdos que en un futuro me llenarán de risas, de alegrías.

Hoy decido eliminar de mi vida todo aquello que me daña, personas toxicas, costumbres destructivas.

Hoy me he levantado con ganas de ser feliz, de ser una mujer distinta; y es que hoy me he mirado al espejo y me ha encantado mi sonrisa.

¡VIVE!

” ¡Vive!

Ya perdoné errores casi imperdonables.

Trate de sustituir personas insustituibles,

de olvidar personas inolvidables.

Ya hice cosas por impulso.

Ya me decepcioné con algunas personas,

mas también yo decepcioné a alguien.

Ya abracé para proteger.

Ya me  reí cuando no podía.

Ya hice amigos eternos.

Ya amé y fui amado pero también fui rechazado.

Ya fui amado y no supe amar.

Ya grité y salté de felicidad.

Ya viví de amor e hice juramentos eternos,

pero también los he roto y muchos.

Ya lloré escuchando música y viendo fotos.

Ya llamé sólo para escuchar una voz.

Ya me enamoré por una sonrisa.

Ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia y…

Tuve miedo de perder a alguien especial

y terminé perdiéndolo

¡pero sobreviví!

¡y todavía vivo!

No paso por la vida

y tú tampoco deberías sólo pasar… ¡Vive!

Bueno es ir a la lucha con determinación

abrazar la vida y vivir con pasión.

Perder con clase y vencer con osadía,

porque el mundo pertenece a quien se atreve

y la vida es mucho más para ser insignificante.”

– Charles Chaplin


Un año después aquí estoy, llena de retos y alegrías.. ¡ESTOY VIVA!  

La respuesta del por qué

No es que no pueda encontrar a un hombre que me ame, el problema real es encontrar un hombre que yo ame.
Han pasado los años y he tenido algunas relaciones, unas mejores que otras y no puedo negar que sí estuve enamorada de uno de ellos, pero el problema siempre es el mismo, no me termina de fascinar, no me cautiva, otro de los problemas es que los hombres piensen que las mujeres nos enamoramos en 2 días y eso, no pasa ni aquí ni en China.

No me preocupa enamorar a alguien, eso es fácil, me preocupa que nadie logre enamorarme a mí; no sólo conozco lo que soy; justo en esta etapa de mi vida ya no dudo de lo que hago o pienso, me he tomado el tiempo suficiente para descubrir quién soy y qué es lo que quiero. Necesito a alguien que este seguro de sí mismo y de lo que quiere para su vida y no sólo eso, que vaya por eso. Un hombre que sepa quién es y cuánto vale sin ser engreído y presumido, alguien a quien no le importe estar a lado de una mujer más fuerte que él.

No me preocupan mis ideas ni lo que creo, me preocupan tus ideas. Sé quién soy y qué es lo que quiero; conozco mis valores e ideales, tengo pasiones e ideas que no cambiarán. No busco a alguien que sea como yo, qué flojera, quiero a alguien a quien respetar y admirar, alguien de quien pueda aprender.

No me preocupa mi pasado, me preocupa lo que tú llevas arrastrando. Tengo mis cosas bajo control, traigo cosas conmigo, como todos pero puedo llevarlas sin problema. No me niego a aceptar que mi pasado esta ahí. No necesito a un hombre que no pueda aceptar lo que trae cargando, quiero a alguien que las asuma y reconozca lo que aprendió.

No me preocupa estar sola, lo que de verdad me preocupa es estar con la persona equivocada. Claro que puedo estar sola, de hecho es algo que me gusta. No comenzaré a salir con alguien sólo por llenar un vacío, como esas personas que no saben lo que quieren y se quedan con lo que les llega primero; decidí que no estaría con alguien más hasta encontrar a alguien que de verdad me fascine.

No estaré un hombre sólo porque es mejor eso que nada; necesito saber que lo que voy a empezar será tan bueno y auténtico como la relación conmigo misma.


Tomada de por ahí..

El grano de café

Cual es tu actitud ante las adversidades de la Vida.
Una hija se quejaba con su padre acerca de la vida y se lamentaba de que las cosas no le salían bien.

No sabía como hacer para seguir adelante pues sentía desfallecer y se iba a dar por vencida. Estaba cansada de luchar y luchar, sin obtener ningún resultado. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí tomó tres ollas con agua y las colocó en el fuego. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la ultima colocó granos de café. Las dejó hervir.

Sin decir una palabra, solo miraba y le sonreía a su hija mientras esperaban. La hija se impacientaba, preguntándose que estaría haciendo su padre.

A los 20 minutos el padre apagó el fuego. Sacó los huevos y los colocó en un recipiente, sacó las zanahorias y las puso en un plato y finalmente, colocó el café en un tazón.

Mirando a su hija le dijo: Querida ¿Qué ves?

"Huevos, zanahorias y café" fue su respuesta.

La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y notó que estaban blandas.

Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera, después de quitarle la cáscara, observó que el huevo estaba duro.

Luego le pidió que probara el café, ella sonrió mientras disfrutaba de una exquisita taza de la deliciosa bebida.

Sorprendida e intrigada la hija preguntó: ¿Qué significa todo esto, padre?

Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: ¡agua hirviendo!

Sólo que habían reaccionado en forma diferente.

La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había hecho blanda y fácil de deshacer.

Los huevos habían llegado al agua frágiles, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en el agua hirviendo, se había endurecido.

Los granos de café, sin embargo eran únicos: después de estar en agua hirviendo, habían cambiado al agua.

¿Cuál de los tres elementos eres tú? Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿Cómo respondes? Le preguntó a su hija.

¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero cuando la fatalidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza?

¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable, con un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación o un despido se ha vuelto duro e inflexible? Por fuera te ves igual, pero
¿eres amargada y rígida, con un espíritu y un corazón endurecido?

¿O eres un grano de café? El café cambia al agua hirviendo, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto máximo de ebullición el café alcanza su mejor sabor y aroma.

Ojalá logres ser como el grano de café, que cuando las cosas se pongan mal, tú puedas reaccionar en forma positiva, sin dejarte vencer por las circunstancias y hagas que las cosas a tu alrededor ¡mejoren!

Que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumine tu camino y el amor de DIOS llene tu corazón para que lo compartas con las personas que te rodean y que puedas siempre esparcir e irradiar fuerza, optimismo y alegría como el "grato aroma del café"... Pido a DIOS que nunca pierdas la esencia limpia de tu amor y que te permitirá superar cualquier obstáculo victoriosa y exitosamente.



Soy un grano de café en agua hirviendo. 

¿Qué le hacemos?, es parte de la vida

Nunca he sido buena esperando, siempre tengo claro lo que quiero y nadie entiende eso porque la mayoría vive de arrepentimientos, pero para mí el hubiera no existe, todo lo que he vivido me ha traído hasta hoy y no sé si he crecido, madurado, mejorado ni nada de esas cosas, lo único que me detengo a ver es que si hoy me muriera y pudiera verme desde lejos, estaría conforme con cada una de mis decisiones, o traducido al caló mexicano: estuvo bien toda la chingadera. 
Me gusta lloriquear, ¿qué le hacemos?, es parte de la vida.
No creo en el destino y sí creo en la sabiduría de mi propio silencio, en mi propio impulso que hace que la vida suceda, porque las almohadas no hablan si uno no pregunta y los pies no caminan solos.
¡Qué difícil ha sido caminar en penumbras y no saber para donde ir! 
Vaya satisfacción que tengo al vivir, me ha costado, tal vez me quede sola pero bien dicen popularmente: A la chingada y jalemos pa'delante. 
No puedo esperar para descubrir lo que me espera, quiero volar más alto y nunca más caer. 

Ésta es una carta de amor..

Amor, solo esa palabra. Amor.
Me lleva a otro tiempo cuando nos escribíamos después de habernos conocido..
Yo te contaba de mis nuevos amigos y de mi nueva vida y tú me contabas de lo bien que te iba en la vida.. La verdad no es nada lo que crees como la verdad es todo..
Y la cosa principal en la que creía era que iba a estar contigo siempre, para siempre..
La razón por la que tarde tanto en escribirte es que he sido una idiota. Me he engañado a mi misma toda la vida.. Cada carta que te escribí era una carta de amor, ¿cómo podían ser otra cosa?
Ahora puedo ver todas ellas, excepto ésta, eran cartas de amor malas..
Las cartas de amor malas piden amor de vuelta.. Las buenas cartas de amor no piden nada. Ésta me complace anunciar, es la primera carta de amor que te escribo.. Porque no hay nada más que tienes que hacer.. Tú ya lo hiciste todo.. Te tengo en mi cabeza para siempre.. Así que nunca te preocupes "estoy color de rosa". En serio, tengo todo. Si tuviera un deseo, seria que tu vida te traiga tan solo una gota de felicidad que me trajiste tú a mí.

Que sientas lo que es amar..

A veces y solo a veces..

A veces, hay que tocar el piso firme, hay que aprender a ceder, hay que voltear alrededor y ver que la gente también quiere cosas que tal vez no quieras..

A veces, hay que dejar de ser egoístas y no herir a las personas..

A veces, el no estar es lo mejor que se puede hacer.. Un obsequio no remplaza las palabras con que lastimaste sin querer..

A veces y solo a veces hay que querer volar y dejar que el aire pegue en tu cara..

A veces y sólo a veces hay que amar profundamente..

A veces y sólo a veces hay que llorar..

A veces y sólo a veces tenemos que dejar ir a esas personas que no nos aman..

Hay que entender que las palabras a veces no sirven para nada, por ejemplo ahora, momento en que usted o yo hemos perdido un instante irrecuperable de la vida para decodificar un mensaje que carecía de contenido, de significado, de valor. Una acotación cualquiera que podría haber anotado cualquiera, pero no, lo hago yo que no tengo ahora nada mejor que hacer.

A veces, sólo a veces, confirman que no se hacen..  y que sí, son.

A veces y sólo a veces.. 

Hay que aprender a vivir..



Lo bueno, lo malo y lo peor..

El año está agonizando, está por terminar. Ya estamos a unos días de navidad y unos más para que el
2014 agonice. Es increíble como pasa el tiempo. Siento que fue ayer el día que estaba llorando por tonterías. Es increíble todo lo que crecí y por todo lo que pasé y sigo pasando. Que difícil proceso de maduración.
Estoy a unos meses de terminar ciclos y de demostrarme que sí se puede cuando se quiere. Ha sido un proceso muy difícil y cada vez que avanzo lo veo más sencillo de lo que parece.
Este año ha sido maravilloso, he conocido personas maravillosas, dejé a unas en el camino, he viajado, me he reído, he llorado y he sufrido mucho; sufrimiento por nadie más que por mi.
A veces sentimos que el mundo se nos acaba cuando perdemos a una persona pero no nos damos cuenta de qué nos estamos perdiendo nosotros mismos.
El martes pasado recibí la mejor noticia que podía haber tenido, literalmente volví a nacer.
Tenía mucho miedo pero esto ha sido solo un freno porque al parecer, a la vida le hice pensar que iba demasiado rápido. Viviendo rápido. Las enfermedades es lo que nos enseñan. A detener el tiempo y decirnos que también hay alguien más importante que todo lo que existe a nuestro alrededor, nosotros.
Agradezco a la vida por esta segunda oportunidad. La aprovecharé.
Gracias la experiencia por la qué estoy pasando, pude darme cuenta que estoy rodeada de gente maravillosa, los mejores del mundo. Y todo el tiempo han estado al pendiente de mi y no permitieron que estuviera ni un momento triste. Siempre dándome ánimos y siendo los mejores. Los amo tanto.
Ha sido raro, este año lo clasificaría como el bueno, el malo y el peor; el 2014 ha sido un año lleno de retos, de superación personal, espiritual y familiar; 2014, lleno de aprendizaje y amor; el mejor año de mi vida porque gané una batalla; 2014, te odio pero te amo.
Y ahora yo sólo le pido al 2015: sé como 2014 pero lleno de salud y amor; 2015, te espero para seguir ganando batallas, lucharé contra todo lo malo que traigas y seré feliz con lo bueno, lo malo y lo peor que me des.

Y tú maldito, llenaste mi cuerpo de maldad, pero tu ya no estás aquí. Seguramente porque allá arriba hay alguien que me ama demasiado. Solo me queda decirte: ¡ME LA PELAS! y porfi, ¡NO VUELVAS JAMÁS!

El dolor por amor no duele igual que el físico y sinceramente prefiero sufrir por amor..

Nos leemos en en 2015. :) 

Tantas Veces..

Dicen que cuando hay amor
No hace falta pedir perdón
Pero yo ya pedi perdón tantas veces
Dicen que el corazón es un musculo que
necesita acción, no puedo negar
la razón algunas veces.

Dicen que primero hay que saber sufrir,
para después amar, para después partir.
Dicen que en su destino inconstante
Solo el gaucho vive errante donde la
Suerte lo lleva.

Perdón vida de mi vida, perdón si es que te he faltado,
por mi saldría el sol todos los días
Por mi no existirían heridas.

Voy a tratar de mostrar mi mejor estabilidad
Pero dudo de mi virtud en el equilibrio.
Dicen que para escribir es indispensable sufrir
Y no puedo quitarle razón a tantos poetas
Algunos se encierran solos durante 40 años
Los daños son las tintas de sus lapiceros.
No puedo evitar la suerte como no puedo evitar vivir
Prefiero sonreír todo lo que pueda.

Perdón vida de mi vida, perdón si es que te he faltado,
por mi saldría el sol todos los días
Por mi no existirían heridas.

Perdón vida de mi vida, perdón si es que te he faltado.

Dicen que cuando hay amor
No hace falta pedir perdón
Pero yo ya pedi perdón tantas veces

No ser madre no me hace menos mujer

“¿Por qué no tuviste hijos?” Siempre me sorprendo cuando alguien me hace esta abrupta pregunta. Pero la gente la hace.

“No entenderías. Tú no eres madre”.

Inspiro profundamente y me aguanto de decir lo que pienso cuando una mujer me pregunta esto. Mi decisión de no tener hijos es personal. Pero, ya que me lo preguntaste…
Cuando era joven, fue una decisión práctica. Estaba soltera, administraba un negocio, trabajaba constantemente y estaba endeudada. No me sentía cómoda para criar a un niño sola y no tenía los recursos ni el tiempo que sentía que un hijo se merece. Me casé tardíamente, me acomodé en una vida de pareja después de años de estar soltera.

Más tarde me diagnosticaron cáncer de mamas. Como resultado de la quimioterapia entré en la menopausia.

Esa es la historia. No soy menos mujer porque no tuve hijos.

De todas formas, me he encontrado con una muralla de vidrio cada vez que una mujer que es madre me dice eso.

“La maternidad me hizo una persona completa y mejor”

“Mi vida es mucho más plena”

“Soy menos egoísta y más cariñosa”

Que no sea madre no significa que soy egoísta o que mi vida esté incompleta. Tengo una vida feliz, plena y que acepto con aprecio y entusiasmo. Soy una orgullosa hija de una maravillosa madre que está sana y vibrante. Vivo con propósito, compasión y sin arrepentimientos…y sin excusas. El Camino de la Mami no es la vía que tomó mi vida, pero eso no significa que fui en la dirección incorrecta.

No existen direcciones correctas o erradas si las navegamos con gracia, amabilidad y pasión. Tengo respeto y aprecio por todas las madres y padres, únicamente pido el mismo respeto para aquellos de nosotros que decidimos no tener hijos. La gente toma distintos caminos en la búsqueda de la realización y la felicidad.

“Sólo porque no se encuentran en tu camino no quiere decir que están perdidos”. – Dalai Lama

Original.

¡10 libros gratis!

10 libros gratis: …

Elogio de la sombra, Jorge Luis Borges
Rayuela, Julio Cortázar
Drácula, Bram Stoker
El aleph, Jorge Luis Borges
El laberinto de la soledad, Octavio Paz
Ficciones, Jorge Luis Borges
Aura, Carlos Fuentes
Bodas de sangre, Federico García Lorca
La caverna, José Saramago
Siete noches, Jorge Luis Borges
Bonus:▬ Arte del Color, Johannes Itten: ¡Bonus!
Descarga todos los libros en un solo enlace:

Aquí:¡Descargalos! (Google Drive)







Fuente: Ortografía y Gramática.


Esto..

No sé por dónde empezar, porque nadie me enseñó a escribir principios. Todo lo que he aprendido es que hay finales y que en ellos habita en desierto de la soledad. "No estás sola", me he repetido mil veces, pero estar solo se ha convertido en esta acción que precedió a un fin: curarme de un muerto que he cargado en la espalda. ¿Llevar un cadáver en la memoria significa estar solo? Eso tampoco lo sé. No supe cuándo murió… ¿o lo maté? A veces creo que la reencarnación existe y que el alma de ese patán que se muere regresa convertida en otra persona, aunque tampoco comprendo cómo es que llega a instalarse a ahí. No sé si ya inicié, pero creo que sí. Enterré al fulano y su espectro ha poseído a otra persona…

Él me quería terriblemente o eso he querido creer yo que le adorado en silencio. Jamás será capaz de decírmelo y ahora ese fantasma busca escaparse de mi vida. ¿Entonces estaré sola?, ¿dónde comienzan los finales en estos casos?, ¿cuando uno mata las imposibilidades o cuando las imposibilidades lo asesinan a uno?




El olor de la lluvia sobre la tierra seca y otras 28 cosas que no sabías que tenían nombre

Hasta ahora, cada vez que te ponías a coser botones clavabas las agujas que no utilizabas en lo que tú llamabas “cojincico” o “la cosa esa de las agujas”. Gracias a esta lista, podrás usar el nombre correcto tanto de esta almohadilla (que es un acerico) como de otras 28 cosas imprescindibles para tu vida diaria o para tus partidas de Scrabble, como la espuma de la cerveza o ese maravilloso olor que deja la lluvia después de caer en un lugar seco.



1. Acerico. Almohada pequeña. Y también la almohadilla que sirve para clavar alfileres o agujas.

2. Agrafe. Pieza de metal para sujetar el cierre de botellas y frascos. Por ejemplo, el alambre y la chapa de las botellas de cava.

3. Ampersand. El signo &.

4. Ápice. Acento o cualquiera de los signos que se colocan sobre las letras, como el punto de las íes. Eso sí, el acento de la eñe se llama virgulilla.

5. Carúncula. La cresta de gallos y pavos.

6. Crencha. Raya del pelo y cada una de las partes en las que la crencha divide el cabello.

7. Criptomnesia. Fenómeno que consiste en creer que se te acaba de ocurrir algo que en realidad sólo lo estabas recordando, aunque no recuerdes que ya lo sabías. Por ejemplo, cuando plagias involuntariamente un tuit.

8. Diastema. Espacio entre los dientes. Estuvo de moda durante siete segundos porque todo ha estado de moda alguna vez. O lo estará. Recordad, por ejemplo, los bigotes.

9. Estepicursor. El matojo rodante típico de las películas del oeste o de cuando cuentas un chiste en un bar. También se llama rodamundos, sorrasca, calamino, boja, salicón, salicor, salicornio, salicornia, barrilla, corredora del desierto, bola del oeste, apretaculos, capitana, malvecino, alicornio, cardo ruso, planta rodadora, bruja, chamizo, cachanilla, maromera, salsola, y rodadora.

10. Filtrum. Surco subnasal, es decir, la ranura situada debajo de la nariz y encima de los labios.

11. Fosfenos. Las manchas luminosas que se ven al frotar los párpados.

12. Ginecomastia. Man boobs.

13. Giste. La espuma de la cerveza. Ejemplo de uso cotidiano: “¿Sabías que la espuma de la cerveza se llama giste?”

14. Guedeja. Cabellera larga y también la melena del león.

15. Herrete. Cada una de las puntas de plástico o metal de los cordones.

16. Jeme. Distancia que hay desde la punta del pulgar a la del índice, separando el uno del otro todo lo posible. Unidad de medida equivalente a “un cacho así”.

17. Lemniscata. Curva plana de forma semejante a un 8. Es el término correcto del símbolo de infinito.

18. Lúnula. El espacio blanquecino semilunar de la raíz de las uñas.

19. Óbelo. Signo de división. El de multiplicar es una más común “aspa”.

20. Petricor. El olor de la lluvia en sitios secos.

21. Pie de Morton o pie griego. Cuando el segundo dedo del pie es más largo que el gordo. (¿Estas personas son alienígenas infiltrados? Este sería otro debate).

22. Quincunce. Disposición como la figura de un cinco en un dado, con cuatro puntos formando un rectángulo y otro punto en el centro.

23. Recazo. La parte del cuchillo opuesta al filo.

24. Sangradura. La parte hundida del brazo opuesta al codo.

25. Telson. La cola de los crustáceos. Ejemplo: “¿Tú te comes el telson de los langostinos? Yo sí. Soy un poco bruto”.

26. Tenesmo. Ganas frecuentes de ir al baño.

27. Vagido. Gemido o llanto del recién nacido.

28. Virola. Es una abrazadera de metal que se coloca en algunos instrumentos, incluyendo la anilla metálica que une el lápiz con la goma de borrar y la punta de un paraguas, por ejemplo. No confundir con “vitola”.

29. Vitola. La anilla de los cigarros puros.

11 datos que te ayudarán a entender la historia de Ana Frank y su increíble diario

A los 13 años de edad, Ana Frank recibió su diario como obsequio, comenzando a escribir sus pensamientos más íntimos y modo de vida. Lo que podría haber sido un diario común, igual de cualquier otra niña, pasó a ser el testimonio de uno de los períodos más oscuros de la historia.

Ana Frank tuvo que ocultarse junto a su familia en el anexo de un pequeño edificio para poder sobrevivir durante el holocausto judío. Su diario es uno de los textos más conmovedores sobre esos días, así que aquí te paso a contar algunos datos que te ayudarán a comprender su situación.

11. El diario era en realidad un libro de autógrafos

La niña decidió que sería mejor utilizarlo como diario, y cuando se terminó el espacio, utilizó dos cuadernos. Cuando finalmente decidió que sus diarios debían ser publicados, los pasó a 360 hojas finas, quitando y agregando contenido.

10. Estaba dirigido a alguien llamado Kitty

A diferencia de la mayoría de los diarios, este estaba escrito en forma de cartas para alguien llamado Kitty. Al día de hoy todavía no se ha descubierto quien era Kitty. Algunos dicen que era su amiga Käthe "Kitty" Egyedi y otros que lo tomó prestado de su libro preferido, Joop ter Heul. Algunas de las primeras cartas están dirigidas también a otros personajes: Conny, Marianne, Emmy y Pop. Egyedi sobrevivió en los campos de concentración, y más tarde declaró que no le parecía que las cartas estuvieran destinadas a ella.

9. Ana y su familia fueron encontrados por la traición de alguien cercano

El 4 de agosto de 1944, Karl Silberbauer y sus oficiales llegaron para arrestar a los Frank. Llegaron allí por la información de alguien que sabía dónde se escondían, probablemente alguien cercano, pero hasta el día de hoy es un misterio quien fue.

8. Ana no murió en la cámara de gas, a diferencia de otros miles de judíos

Para cuando Ana murió, su madre ya había muerto de hambre y su hermana de tifus. Sobre su padre no habían tenido noticia, pero creían que estaba muerto. La causa de su propia muerte fue el tifus en 1945 y algunas semanas después de ese hecho, los británicos liberaron el campo de concentración Bergen Belsen, donde se encontraba.

7. De las personas escondidas en el anexo, solo sobrevivió una

En el anexo secreto se escondían Ana, su hermana, sus dos padres, los 3 integrantes de la familia Van Pels y Fritz Pfeffer. De todos ellos solo Otto Frank, el padre de Ana, sobrevivió.

6. Fue Otto quien publicó los diarios

Llegaron a sus manos a través de Miep Gies, una alemana que escondía a los Frank. Cuando los soldados se llevaron a la familia, ella guardó los papeles con la intención de devolverlos a Ana. Solo pudo dárselos a Otto ,quien los publicó sabiendo que el sueño de Ana era ser escritora.


5. Miep hubiera destruido los diarios

La mujer nunca leyó los escritos mientras estuvieron en sus manos, pero dijo que si hubiera sabido su contenido los habría destruido porque tenían demasiada información como para incriminar a algunas personas, incluida ella misma por ocultarlos.

4. Sin embargo Ana usó seudónimos

Cuando Ana se dio cuenta de que era una situación complicada y decidió publicar sus diarios, eligió seudónimos para todos los que aparecían en ellos. Luego, Otto Frank prefirió cambiar el nombre de su familia y publicar el real, aunque mantuvo el resto. A Pfeffer, Ana lo llamó Dussel y a los Van Pels, Van Daan, mientras que a su propia familia le dio el apellido Robin.

3. El diario fue controversial

Algunos pasajes del diario hablan sobre la sexualidad de la propia Ana y algunas preguntas que cruzaban su mente. Por supuesto que se trataba de una adolescente atravesando un momento donde todo el mundo se hace esas preguntas. Lamentablemente, para algunos es algo inmoral.

2. Ana sufría de depresión

En setiembre de 1943 Ana comenzó a sentirse deprimida, a pesar de haber sido antes una persona vivaz y sonriente. El encierro le hizo mal, deseaba tanto tener una vida normal que debió tomar valeriana periódicamente para calmar la ansiedad. Su familia se dio cuenta y también comenzaron a tratarla con medicamentos caseros.


1. Quienes niegan el holocausto dicen que es falso

El papel y la tinta fueron analizados varias veces, así como el tipo de escritura. Nada parece indicar que sea un diario falso, y Ana Frank efectivamente fue una niña atrapada en ese período. Quizás la madurez expresada solo sea un reflejo de los duros tiempos que le tocaron vivir.

Muy intenso, ¿no es así? ¿Has leído El diario de Ana Frank? Puedes acceder al libro en el enlace que te dejo debajo.

El diario de Ana Frank

Amor romántico para mujeres "libres"

"Los hombres tienen dos opciones: o se dejan querer desde arriba (machos alfa), o se arrodillan ante la amada en señal de rendición (calzonazos). Los hombres parecen mantenerse tranquilos mientras son amados, ya que la tradición les enseña que ellos no deben darle demasiada importancia al amor en sus vidas, ni dejar que las mujeres le invadan todos los espacios, ni expresar en público sus afectos[...] En esta supuesta “armonía”, los hombres tradicionales desean esposas tranquilas que les amen sin pedir nada (o muy poco) a cambio.

A las chicas malas no solo las odian los hombres, sino también las mujeres buenas, porque desestabilizan todo el orden “armonioso” de las cosas cuando toman decisiones y rompen con ataduras y sumisiones. Los medios de comunicación a menudo nos presentan los casos de violencia contra las mujeres como crímenes pasionales, y justifican los asesinatos o la tortura con expresiones como esta: “ella no era una persona muy normal”, “estaba loca”, “ella ya estaba con otra persona”, “él cuando se enteró enloqueció”. Y si la mató, fue porque “algo habrá hecho”. La culpa entonces recae sobre ella, y la víctima es él. Ella metió la pata y merece un castigo, "él merece vengarse para calmar su dolor y reconstruir su orgullo."

"La violencia es un componente estructural de nuestras sociedades desiguales, por eso es necesario que el amor no se confunda con posesión, del mismo modo que no debemos confundir la guerra con “ayuda humanitaria”. En un mundo donde utilizamos la fuerza para imponer mandatos y controlar a la gente, donde ensalzamos la venganza como mecanismo para gestionar el dolor, donde utilizamos el castigo para corregir desviaciones y la pena de muerte para reconfortar a los agraviados, se hace necesario aprender a amar de múltiples formas, menos la romántica por la que dábamos todo."

Coral Herrera
____________________________________

*Tomado de algún lado

Casa tomada

[Cuento. Texto completo.]
Julio Cortázar

Nos gustaba la casa porque aparte de espaciosa y antigua (hoy que las casas antiguas sucumben a la más ventajosa liquidación de sus materiales) guardaba los recuerdos de nuestros bisabuelos, el abuelo paterno, nuestros padres y toda la infancia.

Nos habituamos Irene y yo a persistir solos en ella, lo que era una locura pues en esa casa podían vivir ocho personas sin estorbarse. Hacíamos la limpieza por la mañana, levantándonos a las siete, y a eso de las once yo le dejaba a Irene las últimas habitaciones por repasar y me iba a la cocina. Almorzábamos al mediodía, siempre puntuales; ya no quedaba nada por hacer fuera de unos platos sucios. Nos resultaba grato almorzar pensando en la casa profunda y silenciosa y cómo nos bastábamos para mantenerla limpia. A veces llegábamos a creer que era ella la que no nos dejó casarnos. Irene rechazó dos pretendientes sin mayor motivo, a mí se me murió María Esther antes que llegáramos a comprometernos. Entramos en los cuarenta años con la inexpresada idea de que el nuestro, simple y silencioso matrimonio de hermanos, era necesaria clausura de la genealogía asentada por nuestros bisabuelos en nuestra casa. Nos moriríamos allí algún día, vagos y esquivos primos se quedarían con la casa y la echarían al suelo para enriquecerse con el terreno y los ladrillos; o mejor, nosotros mismos la voltearíamos justicieramente antes de que fuese demasiado tarde.

Irene era una chica nacida para no molestar a nadie. Aparte de su actividad matinal se pasaba el resto del día tejiendo en el sofá de su dormitorio. No sé por qué tejía tanto, yo creo que las mujeres tejen cuando han encontrado en esa labor el gran pretexto para no hacer nada. Irene no era así, tejía cosas siempre necesarias, tricotas para el invierno, medias para mí, mañanitas y chalecos para ella. A veces tejía un chaleco y después lo destejía en un momento porque algo no le agradaba; era gracioso ver en la canastilla el montón de lana encrespada resistiéndose a perder su forma de algunas horas. Los sábados iba yo al centro a comprarle lana; Irene tenía fe en mi gusto, se complacía con los colores y nunca tuve que devolver madejas. Yo aprovechaba esas salidas para dar una vuelta por las librerías y preguntar vanamente si había novedades en literatura francesa. Desde 1939 no llegaba nada valioso a la Argentina.

Pero es de la casa que me interesa hablar, de la casa y de Irene, porque yo no tengo importancia. Me pregunto qué hubiera hecho Irene sin el tejido. Uno puede releer un libro, pero cuando un pullover está terminado no se puede repetirlo sin escándalo. Un día encontré el cajón de abajo de la cómoda de alcanfor lleno de pañoletas blancas, verdes, lila. Estaban con naftalina, apiladas como en una mercería; no tuve valor para preguntarle a Irene qué pensaba hacer con ellas. No necesitábamos ganarnos la vida, todos los meses llegaba plata de los campos y el dinero aumentaba. Pero a Irene solamente la entretenía el tejido, mostraba una destreza maravillosa y a mí se me iban las horas viéndole las manos como erizos plateados, agujas yendo y viniendo y una o dos canastillas en el suelo donde se agitaban constantemente los ovillos. Era hermoso.

Cómo no acordarme de la distribución de la casa. El comedor, una sala con gobelinos, la biblioteca y tres dormitorios grandes quedaban en la parte más retirada, la que mira hacia Rodríguez Peña. Solamente un pasillo con su maciza puerta de roble aislaba esa parte del ala delantera donde había un baño, la cocina, nuestros dormitorios y el living central, al cual comunicaban los dormitorios y el pasillo. Se entraba a la casa por un zaguán con mayólica, y la puerta cancel daba al living. De manera que uno entraba por el zaguán, abría la cancel y pasaba al living; tenía a los lados las puertas de nuestros dormitorios, y al frente el pasillo que conducía a la parte más retirada; avanzando por el pasillo se franqueaba la puerta de roble y mas allá empezaba el otro lado de la casa, o bien se podía girar a la izquierda justamente antes de la puerta y seguir por un pasillo más estrecho que llevaba a la cocina y el baño. Cuando la puerta estaba abierta advertía uno que la casa era muy grande; si no, daba la impresión de un departamento de los que se edifican ahora, apenas para moverse; Irene y yo vivíamos siempre en esta parte de la casa, casi nunca íbamos más allá de la puerta de roble, salvo para hacer la limpieza, pues es increíble cómo se junta tierra en los muebles. Buenos Aires será una ciudad limpia, pero eso lo debe a sus habitantes y no a otra cosa. Hay demasiada tierra en el aire, apenas sopla una ráfaga se palpa el polvo en los mármoles de las consolas y entre los rombos de las carpetas de macramé; da trabajo sacarlo bien con plumero, vuela y se suspende en el aire, un momento después se deposita de nuevo en los muebles y los pianos.

Lo recordaré siempre con claridad porque fue simple y sin circunstancias inútiles. Irene estaba tejiendo en su dormitorio, eran las ocho de la noche y de repente se me ocurrió poner al fuego la pavita del mate. Fui por el pasillo hasta enfrentar la entornada puerta de roble, y daba la vuelta al codo que llevaba a la cocina cuando escuché algo en el comedor o en la biblioteca. El sonido venía impreciso y sordo, como un volcarse de silla sobre la alfombra o un ahogado susurro de conversación. También lo oí, al mismo tiempo o un segundo después, en el fondo del pasillo que traía desde aquellas piezas hasta la puerta. Me tiré contra la pared antes de que fuera demasiado tarde, la cerré de golpe apoyando el cuerpo; felizmente la llave estaba puesta de nuestro lado y además corrí el gran cerrojo para más seguridad.

Fui a la cocina, calenté la pavita, y cuando estuve de vuelta con la bandeja del mate le dije a Irene:

-Tuve que cerrar la puerta del pasillo. Han tomado parte del fondo.

Dejó caer el tejido y me miró con sus graves ojos cansados.

-¿Estás seguro?

Asentí.

-Entonces -dijo recogiendo las agujas- tendremos que vivir en este lado.

Yo cebaba el mate con mucho cuidado, pero ella tardó un rato en reanudar su labor. Me acuerdo que me tejía un chaleco gris; a mí me gustaba ese chaleco.

Los primeros días nos pareció penoso porque ambos habíamos dejado en la parte tomada muchas cosas que queríamos. Mis libros de literatura francesa, por ejemplo, estaban todos en la biblioteca. Irene pensó en una botella de Hesperidina de muchos años. Con frecuencia (pero esto solamente sucedió los primeros días) cerrábamos algún cajón de las cómodas y nos mirábamos con tristeza.

-No está aquí.

Y era una cosa más de todo lo que habíamos perdido al otro lado de la casa.

Pero también tuvimos ventajas. La limpieza se simplificó tanto que aun levantándose tardísimo, a las nueve y media por ejemplo, no daban las once y ya estábamos de brazos cruzados. Irene se acostumbró a ir conmigo a la cocina y ayudarme a preparar el almuerzo. Lo pensamos bien, y se decidió esto: mientras yo preparaba el almuerzo, Irene cocinaría platos para comer fríos de noche. Nos alegramos porque siempre resultaba molesto tener que abandonar los dormitorios al atardecer y ponerse a cocinar. Ahora nos bastaba con la mesa en el dormitorio de Irene y las fuentes de comida fiambre.

Irene estaba contenta porque le quedaba más tiempo para tejer. Yo andaba un poco perdido a causa de los libros, pero por no afligir a mi hermana me puse a revisar la colección de estampillas de papá, y eso me sirvió para matar el tiempo. Nos divertíamos mucho, cada uno en sus cosas, casi siempre reunidos en el dormitorio de Irene que era más cómodo. A veces Irene decía:

-Fijate este punto que se me ha ocurrido. ¿No da un dibujo de trébol?

Un rato después era yo el que le ponía ante los ojos un cuadradito de papel para que viese el mérito de algún sello de Eupen y Malmédy. Estábamos bien, y poco a poco empezábamos a no pensar. Se puede vivir sin pensar.

(Cuando Irene soñaba en alta voz yo me desvelaba en seguida. Nunca pude habituarme a esa voz de estatua o papagayo, voz que viene de los sueños y no de la garganta. Irene decía que mis sueños consistían en grandes sacudones que a veces hacían caer el cobertor. Nuestros dormitorios tenían el living de por medio, pero de noche se escuchaba cualquier cosa en la casa. Nos oíamos respirar, toser, presentíamos el ademán que conduce a la llave del velador, los mutuos y frecuentes insomnios.

Aparte de eso todo estaba callado en la casa. De día eran los rumores domésticos, el roce metálico de las agujas de tejer, un crujido al pasar las hojas del álbum filatélico. La puerta de roble, creo haberlo dicho, era maciza. En la cocina y el baño, que quedaban tocando la parte tomada, nos poníamos a hablar en voz más alta o Irene cantaba canciones de cuna. En una cocina hay demasiados ruidos de loza y vidrios para que otros sonidos irrumpan en ella. Muy pocas veces permitíamos allí el silencio, pero cuando tornábamos a los dormitorios y al living, entonces la casa se ponía callada y a media luz, hasta pisábamos despacio para no molestarnos. Yo creo que era por eso que de noche, cuando Irene empezaba a soñar en alta voz, me desvelaba en seguida.)

Es casi repetir lo mismo salvo las consecuencias. De noche siento sed, y antes de acostarnos le dije a Irene que iba hasta la cocina a servirme un vaso de agua. Desde la puerta del dormitorio (ella tejía) oí ruido en la cocina; tal vez en la cocina o tal vez en el baño porque el codo del pasillo apagaba el sonido. A Irene le llamó la atención mi brusca manera de detenerme, y vino a mi lado sin decir palabra. Nos quedamos escuchando los ruidos, notando claramente que eran de este lado de la puerta de roble, en la cocina y el baño, o en el pasillo mismo donde empezaba el codo casi al lado nuestro.

No nos miramos siquiera. Apreté el brazo de Irene y la hice correr conmigo hasta la puerta cancel, sin volvernos hacia atrás. Los ruidos se oían más fuerte pero siempre sordos, a espaldas nuestras. Cerré de un golpe la cancel y nos quedamos en el zaguán. Ahora no se oía nada.

-Han tomado esta parte -dijo Irene. El tejido le colgaba de las manos y las hebras iban hasta la cancel y se perdían debajo. Cuando vio que los ovillos habían quedado del otro lado, soltó el tejido sin mirarlo.

-¿Tuviste tiempo de traer alguna cosa? -le pregunté inútilmente.

-No, nada.

Estábamos con lo puesto. Me acordé de los quince mil pesos en el armario de mi dormitorio. Ya era tarde ahora.

Como me quedaba el reloj pulsera, vi que eran las once de la noche. Rodeé con mi brazo la cintura de Irene (yo creo que ella estaba llorando) y salimos así a la calle. Antes de alejarnos tuve lástima, cerré bien la puerta de entrada y tiré la llave a la alcantarilla. No fuese que a algún pobre diablo se le ocurriera robar y se metiera en la casa, a esa hora y con la casa tomada.

FIN

Cartas Olvidadas 1..

“Yo te amo. Incluso negándolo. Incluso dejándote ir. Aunque no te pida que te quedes. Aunque no vuelva a mirarte a los ojos. Aunque no escuche tu voz. Aunque ya no haga parte de tus días. Aunque esté lejos, yo te amo. Y te amo de verdad. Incluso sin saber amar. ”


Una carta de mi YO a los 31 a mi YO de 21

Cuántas veces no hemos deseado tener una máquina del tiempo que nos permitiera decirle a nuestro yo más chico que no la regara en tal o cual cosa.

Afortunadamente (o tristemente) esto no existe y la vida la vamos construyendo como podemos... Sin embargo, se vale hacer un alto y reflexionar sobre lo que le dirías a tu yo más joven si tuvieras oportunidad.

Algo así hizo Aldo Dáger Pattini, un especialista en Marketing, Branding y Networking de 30 años que decidió escribirse una carta a su yo de 21.

El texto fue publicado en el portal Medium el 11 de julio y aquí les presentamos la traducción que realizó el periódico Excélsior:

1) Viaja

Tienes muy poca responsabilidad, anda y viaja. Cuando llegues a los 30, vas a querer viajar de forma ligeramente diferente, gastar un poco más, hacer las cosas un poco más caras, comer en mejores restaurantes. Así que trabajar durante un año y ahorrar el dinero suficiente para experimentar el mundo barato no te va a matar a esa edad.

¿Cómo sabes qué vas a hacer si no sabes qué hay allá afuera por hacer?

No viajes a lugares obvios
Viaja a lugares difíciles
Viaja para aprender
Viaja para descubrir
Viaja a lugares que te pondrán a pensar qué (y quién) quieres ser


2) Construye

No pases mucho tiempo trabajando para hacer realidad la visión de otras personas o en muchas reuniones. Usa tu tiempo en pensar cómo es tu propia visión del mundo (recuerda el punto 1) y a dónde quieres llevar tu vida.

Las reuniones son donde las ideas van a morir. Bien dice mi papá, cuando las dos partes están interesadas, un negocio se cierra en 5 minutos.

Si te encuentras trabajando para una empresa y quisieras renunciar porque no eres feliz: renuncia. Ándate. Si aún no estás trabajando para alguien, entonces anda al punto 5.

3) Lee

Lee todos los días. Lee todo lo que puedas. No solo leas las cosas que ya sabes. Lee sobre gente. Lee a la gente.

4) Deja de ver televisión

En este momento. Para. No te está ayudando a ser mejor.

5) Trabajo

No aceptes el trabajo para esa compañía. En serio, no lo hagas (mira el punto 2).

6) Confianza

Aunque mate tus amistades. Aunque mate tus ideas. Así pierdas a tus amigos. Así signifique que vas a salir herido. Confía en la gente hasta que te den una razón para no hacerlo más. Pero siempre debes dar otra oportunidad.

Recuerda, no seas ingenuo. Hay gente allá afuera que quiere hacerte daño.

7) Gente

La gente es lo mejor y peor que te puede pasar. Algunos te ayudarán a llegar lejos y rápido. Otros te van a jalar para bajar a su nivel y ayudarte a perder. La mayoría son nivel promedio. Algunos son normales. Pocos son excelentes.

No necesitas muchos amigos o gente a tu alrededor. Lo que necesitas es gente asombrosa que hagan por tí lo que harías por ellos. Es muy simple, muchos amigos promedio van a hacer que te sientas solo cuando necesitas sentir que estás rodeado por gente a quien le importas.

8) Valora el tiempo

No pierdas el tiempo en gente que no confías. No pierdas el tiempo dando amor o amistad a alguien que te va a engañar (o vas a engañar). No pierdas el tiempo con amigos que no te tratan como tú los tratas (regresa al punto 7). No llegues tarde. Valora el tiempo de otras personas. Eso significa que si llegas tarde, no te importan un carajo los demás, o su tiempo y en el fondo piensas que tú eres más que ellos y por eso pueden esperar.

Hay personas que te dirán que está bien llegar tarde, pero no está bien. Otros te dirán que es su forma de ser. Necesitas re-evaluar la amistad de estos últimos (de nuevo, regresa al punto 7).

9) Falla

Y falla bastante. Falla seguido. Falla en el amor. Falla en el sexo. Falla en socializar. Falla en hacer amigos. Falla en el trabajo. Falla en los negocios. Falla con la familia. Falla con tus amigos. Falla. Pero falla rápido y aprende una lección.

Si no aprendes algo cada vez que fallas entonces todo lo que has hecho ha fallado. Si aprendes algo, entonces has crecido. Cada vez que crezcas, y aprendas, y falles, vas a ser mejor en saber cómo tener éxito.

10) Éxito

No hay ningún punto en el cual vayas a tener éxito. No en tus 20s. Nunca.

Ahora, supera lo mencionado y empieza a construir cosas (mira el punto 2 y combínalo con el 9).

11) Paciencia

Debes ser paciente. Las cosas que valen la pena hacer no se merecen que las hagas rápido. Nada que valga la pena construir se merece ser construido al apuro. Nada de valor es formado en minutos.

Planea en décadas. Piensa en años. Trabaja en meses. Vive en días.

12) Enamórate

Esa persona que escojas (o te escoja) cuídala, valórala. El amor nos hace felices. Tómate tu tiempo y elije lo mejor. Encuentra a alguien que te acompañe en el camino de ser mejor personas, que te respete, que no te chantajee, que te permita ser. Alguien que le guste viajar, construir y leer. Que le guste trabajar en lo que ama, que tenga confianza y haya escogido bien a los que la rodean. Que valore el tiempo de los demás, que haya fallado, que busque el éxito con paciencia. Pero sobre todo, que quiera también enamorarse.

¿Qué le dirían a su yo de 21?

Empresa mexicana de artes escénicas fundada en 1888: El Circo Atayde Hermanos

Aguascalientes está vibrando con la breve temporada que realiza el legendario Circo Atayde Hermanos, indiscutiblemente uno de los más completos y brillantes a nivel mundial. Un auténtico circo, no remedo como muchos que nos han visitado. Es todo un espectáculo presenciar alguna de sus funciones. Aguascalientes, ya lo hemos dicho, es tierra de gente buena y noble que responde a cualquier espectáculo, cuando es de categoría. Y esto no es de ahora, es desde siempre. Y a propósito del Circo Atayde Hermanos, hoy habremos de referir parte de la historia de esta organizaci¢n que es un orgullo de México. De acuerdo a lo que nos platicaron quienes están presentando este extraordinario espectáculo, fue el 26 de agosto de este año cuando el Circo Atayde Hermanos cumplió 118 años de existencia; son pocas las empresas mexicanas que han alcanzado esa edad. En la actualidad, los espectáculos del Circo Atayde Hermanos siguen inscribiéndose definitivamente en la más pura tradición del circo, nacido en su versión moderna hacia fines del siglo XVIII, cuando un sargento del ejército inglés descubrió que gracias a la fuerza centrípeta un hombre puede permanecer de pie sobre el lomo de un caballo mientras éste galope en círculo, espectacular hallazgo científico que dio origen al anillo mágico de la pista como espacio privilegiado y específico de las artes circenses, al que poco a poco fueron incorporándose numerosas hazañas realizadas por acróbatas, malabaristas, saltimbanquis, contorsionistas además de otros actos con diversas especies amaestradas: leones, elefantes, osos, focas, panteras, perros, dromedarios, etc.
La voluntad del Circo Atayde Hermanos por preservar la tradición, después de más de un siglo de actividades ininterrumpidas, no obedece simplemente a una conservadora elecci¢n arqueológica estética o escénica, sino a un principio de fidelidad, de respeto a la historia y a sus antepasados, a la inmensa responsabilidad de ser depositarios de una herencia prestigiosa y viva, de ser los guardianes de muchos aspectos de un imaginario familiar y colectivo. El circo tiene su identidad, su cultura, sus raíces y su memoria; así como tiene también su porvenir. Un auténtico espectáculo de circo reposa sobre ciertos elementos constitutivos fundamentales: la doma de caballos y otras especies animales, la acrobacia (aérea o de piso), los juegos malabares, la poesía y comicidad de los payasos, las contorsiones y el equilibrismo, actos básicos de las artes circenses -cuyas variables son incontables- y que se presentan bajo una carpa que alberga en su centro una pista circular como espacio escénico. El Circo Atayde Hermanos, considera que está obligado a renovarse, pero debe hacerlo desde la perspectiva de la continuidad; modernizarse sin traicionarse, reinventarse sin negar su historia, revolucionar el circo en nuestro país abriéndose a propuestas novedosas, pero preservando su memoria universal y su legado hist¢rico; reconociendo e impulsando, por otra parte, el desarrollo en México de nuevas expresiones escénicas inspiradas en las artes de circo vinculadas directamente con el teatro, la danza o los espectáculos de calle.
El Circo Atayde Hermanos dio su primera función el 26 de agosto de 1888.
En el origen de la aventura está Aurelio Atayde Guízar, abuelo de la actual generaci¢n de empresarios y artistas, quien siendo muy niño, escapó de su casa para ir a trabajar a un circo; más tarde Aurelio convenció a sus otros hermanos de acompañarlo a fundar su propia compañía: así naci¢ el Circo Atayde Hermanos.
En 1909, en la carpa del Circo Atayde Hermanos, se llevó a cabo un mitin antireeleccionista encabezado por el apóstol revolucionario Francisco I. Madero, en la ciudad de Mazatlán. Después de vivir durante la Revolución Mexicana aventuras difíciles de imaginar hoy en día, y de llevar por primera vez el espectáculo circense a muchos lugares de la República, la familia Atayde decidió embarcarse rumbo a Centro y Sudam‚rica, en una gira que duró 20 años, periodo durante el cual el Circo Atayde Hermanos pasó por un sin fin de experiencias extraordinarias, ligadas a la itinerancia propia de la vida del circo. Grandes triunfos de crítica y de taquilla, fracasos, incendios de carpas, conatos de naufragios, terremotos, decesos, nacimientos de niños, etc. En 1927 los hermanos Aurelio, Patricia y Andrés Atayde Arteche, miembros de la segunda generación, se presentaron exitosamente en varias ciudades europeas con un número hasta entonces inédito en el viejo continente, que consistía en volar desde la primera barra hasta la tercera, haciendo dos giros en el aire sin propulsarse desde la segunda; gracias a esta proeza, los tres hermanos Atayde figuran en el libro Guinnes de Récords. En aquel entonces los Atayde eran reconocidos como los mejores barristas del mundo.
Después de 20 años de ausencia y de haber recorrido prácticamente todo el centro y sur del continente americano, desde Guatemala hasta Tierra de Fuego, el Circo Atayde Hermanos volvió a presentarse en México el 15 de febrero de 1946, en una carpa instalada en la esquina de las calles Niño Perdido y Fray Servando Teresa de Mier. El recibimiento que dieron los habitantes de la ciudad de México a la familia Atayde, después de tantos años, fue memorable. Desde entonces hasta la fecha, a lo largo de 60 años consecutivos, Atayde Hermanos ha ofrecido al público mexicano una temporada anual por toda la República. Grandes artistas de Ucrania, Suecia, Francia, Estados Unidos, Inglaterra, Hungría, Perú, Cuba, Canadá China, Suiza, Bulgaria, Kenya, Argentina o México, entre muchos otros países, han encontrado en el Circo Atayde Hermanos un lugar donde expresar su arte, más allá de lenguas y fronteras, para gozo y asombro del público mexicano. Millones de espectadores, cientos de actos, artistas y animales, miles de metros de tela y cuerda, toneladas de aserrín, tensión, risas y asombro se han dado cita en la pista del Circo Atayde Hermanos durante más de un siglo; son ya varias las generaciones de mexicanos que han crecido presenciando sus espectáculos. En el año de 1998, en ocasi¢n de su 110 aniversario y su primera gira por la Unión Americana, el periodista norteamericano Kevin Baxter, del prestigioso diario Los Angeles Times, escribió: "En México, donde el apellido Atayde es sinónimo de circo, el Atayde Hermanos debería ser considerado patrimonio nacional, como la poesía de Octavio Paz o las películas de Gabriel Figueroa". En el verano del 2004, el Circo Atayde Hermanos fue distinguido con la presea Pista de Oro, el más importante reconocimiento a nivel mundial, otorgado por el Festival Internacional de Circo de Montecarlo. En dos ocasiones consecutivas (2004 y 2005), las producciones de Atayde Hermanos han sido nominadas al Premio Internacional Lunas del Auditorio Nacional, en la categoría de Mejor Espectáculo Familiar.
Por otra parte, la Dirección de la empresa firmó en julio de 2005 un convenio con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), a través del Centro Nacional de las Artes (CENART), con objeto de preservar, revalorar y desarrollar las artes de circo en México. En septiembre del año pasado se inició en el CENART y las instalaciones de Atayde Hermanos el Diplomado Hacia una Construcción Metodológica de las Artes de Circo.
También durante el verano de 2005, se formalizó el programa El Circo Atayde Hermanos en la Comunidad, con el apoyo de la Fundación para la Protección de la Niñez; más de quince mil niños y adultos mayores en situación precaria han podido asistir a los espectáculos de Atayde Hermanos, de forma totalmente gratuita. Durante el año 2006, el Circo Atayde Hermanos conmemora sesenta años de presentaciones consecutivas en la República Mexicana, y trabaja ya en la organizaci¢n del Tercer Encuentro de Circo Joven en Carpa Astros, que se celebrar el próximo mes de agosto y cuyo objetivo es dar oportunidad a los jóvenes que practican artes de circo de presentar sus propuestas en pista y bajo la cúpula de la carpa, alternando con artistas profesionales del elenco regular de la compañía. La historia del Circo Atayde Hermanos está todavía por escribirse; en la actualidad la empresa está dirigida por Andrés, Director General; Alberto, Director Artístico, y Alfredo, Gerente General. La cuarta y quinta generaci¢n Atayde se encuentra en proceso de formación para tomar el relevo y llevar adelante una tradición que comenzó ha trabajar en el siglo XIX, continuó a lo largo de todo XX, y se dispone a enfrentar los grandes retos escénicos y tecnológicos del siglo XXI, para preservar y renovar en nuestro país las artes de la pista.
El Circo Atayde Hermanos, siendo el más antiguo del país, se propone ser el más joven de México: siempre nuevo, siempre diferente. ¨Quién no recuerda el estribillo?: ­Vamos, vamos, vamos, al Circo Atayde Hermanos...! Pero cabe preguntarse: ¨Qué es el circo? El circo es la forma más pura de espectáculo y ocupa un lugar privilegiado entre todas las expresiones escénicas, porque es eminentemente visual -por lo que no sufre de las barreras del lenguaje y en consecuencia resulta universal- que se dirige a cualquier público, sin distinción de edad, cultura o tradiciones. El circo es el arte de la proeza y del asombro, de la precisión, de la magnificencia de los cuerpos; el círculo de la pista es el lugar mágico donde se dan cita la risa y la sorpresa, la habilidad, la inteligencia, la elegancia del gesto y el sueño: volar, convivir armónicamente con los animales; dominar la gravedad, la velocidad o la materia, desafiar el peligro y las leyes de la física, sin trucos, computadoras, realidades virtuales o efectos especiales... El circo es, finalmente, el lugar en donde lo insólito y lo imaginario se vuelven una aventura real, posible, visible, cotidiana. En los inicios del siglo XXI, que sin duda ser el de las grandes realidades virtuales generalizadas, fomentar la cultura del circo, significar impulsar la cultura del asombro y de la imaginación. Y el asombro y la imaginación son, junto con el lenguaje, las manifestaciones más altas del hombre ante sí mismo.


Tomado de:

https://www.facebook.com/AguascalientesAntiguo/photos/a.638736176138956.1073741827.638414246171149/850314948314410/?type=1 

Mentalidad de tengo derecho

Un joven fue a solicitar un puesto importante en una empresa grande. Pasó la entrevista inicial e iba a conocer al director para la entrevista final. El director vio su CV, era excelente. Y le preguntó: "
-¿Recibió alguna beca en la escuela?" el joven respondió "no".
-"¿Fue tu padre quien pagó tus estudios? "
-" Si."-respondió.
-"¿Dónde trabaja tu padre? "
-"Mi padre hace trabajos de herreria."
El director pidió al joven que le mostrara sus manos .
El joven mostró un par de manos suaves y perfectas.
-"¿Alguna vez has ayudado a tu padre en su trabajo? "
-"Nunca, mis padres siempre quisieron que estudiara y leyera más libros. Además, él puede hacer esas tareas mejor que yo.
El director dijo:
-"Tengo una petición: cuando vayas a casa hoy, ve y lava las manos de tu padre, y luego ven a verme mañana por la mañana."
El joven sintió que su oportunidad de conseguir el trabajo era alta.
Cuando regresó a su casa le pidió a su padre que le permitiera lavar sus manos.
Su padre se sintió extraño, feliz pero con sentimientos encontrados y mostró sus manos a su hijo. El joven lavó las manos poco a poco. Era la primera vez que se daba cuenta de que las manos de su padre estaban arrugadas y tenían tantas cicatrices. Algunos hematomas eran tan dolorosos que su piel se estremeció cuando él la tocó.
Esta fue la primera vez que el joven se dio cuenta de lo que significaban este par de manos que trabajaban todos los días para poder pagar su estudio. Los moretones en las manos eran el precio que tuvo que pagar por su educación, sus actividades de la escuela y su futuro.
Después de limpiar las manos de su padre, el joven se puso en silencio a ordenar y limpiar el taller. Esa noche, padre e hijo hablaron durante un largo tiempo.
A la mañana siguiente, el joven fue a la oficina del director.
El director se dio cuenta de las lágrimas en los ojos del joven cuando le preguntó: -"¿Puedes decirme qué has hecho y aprendido ayer en tu casa?"
El joven respondió: -"lavé las manos de mi padre y también terminé de asear y acomodar su taller"
-"Ahora sé lo que es apreciar, reconocer. Sin mis padres, yo no sería quien soy hoy. Al ayudar a mi padre ahora me doy cuenta de lo difícil y duro que es conseguir hacer algo por mi cuenta. He llegado a apreciar la importancia y el valor de ayudar a la familia.
El director dijo: "Esto es lo que yo busco en mi gente. Quiero contratar a una persona que pueda apreciar la ayuda de los demás, una persona que conoce los sufrimientos de los demás para hacer las cosas, y una persona que no ponga el dinero como su única meta en la vida". "Estás contratado".
Un niño que ha sido protegido y habitualmente se le ha dado lo que él quiere, desarrolla una "mentalidad de tengo derecho" y siempre se pone a sí mismo en primer lugar. Ignoraría los esfuerzos de sus padres.
Si somos este tipo de padres protectores ¿realmente estamos demostrando el amor o estamos destruyendo a nuestros hijos?
Puedes dar a tu hijo una casa grande, buena comida, clases de computación, ver en una gran pantalla de televisión. Pero cuando estás lavando el piso o pintando una pared, por favor que también él lo experimente. Después de comer que lave sus platos junto con sus hermanos y hermanas. No es porque no tengas dinero para contratar quien lo haga, es porque quieres amarlos de la manera correcta. No importa cuán rico seas, lo que quieres es que entienda. Un día tu pelo tendrá canas, igual que la madre de ese joven.
Lo más importante es que tu hijo aprenda a apreciar el esfuerzo y tenga la experiencia de la dificultad y aprenda la habilidad de trabajar con los demás para hacer las cosas."

El Principito..

-“Te amo” - dijo el principito…
-“Yo también te quiero” - dijo la rosa.
-“No es lo mismo” - respondió él…

"Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las espectativas personales de afecto, de compañía…
Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.
Querer es esperar, es apegarse a las cosas y a las personas desde nuestras necesidades. Entonces, cuando no tenemos reciprocidad hay sufrimiento. Cuando el “bien” querido no nos corresponde, nos sentimos frustrados y decepcionados.
Si quiero a alguien, tengo expectativas, espero algo. Si la otra persona no me da lo que espero, sufro. El problema es que hay una mayor probabilidad de que la otra persona tenga otras motivaciones, pues todos somos muy diferentes. Cada ser humano es un universo.
Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas.
Amar es permitir que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío. Es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, es darse por completo desde el corazón. Por esto, el amor nunca será causa de sufrimiento.
Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar. Se sufre por apegos. Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro.
Cuando amamos nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar.
Pero es cierto también que esta entrega, este darse, desinteresado, solo se dá en el conocimiento. Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma. Y el alma no se indemniza.
Y conocerse es justamente saber de vos, de tus alegrías, de tu paz, pero también de tus enojos, de tus luchas, de tu error. Porque el amor trasciende el enojo, la lucha, el error y no es solo para momentos de alegría.
Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoista, sino estar, en silenciosa compañía.
Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos.
Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes como padre, madre, hermano, hijo, amigo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí.
Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.”

-“Ya entendí” - dijo la rosa.
-” No lo entiendas, vívelo” -dijo el principito.

Negro, café, naranja, amarillo, verde, azul, morado, gris, blanco, oro, plata..

Raro, que raro..

O sea que pedo, ando bien así como sabe como..

Algo me falta, no encuentro cómo, dónde estar agusto.

Vine aquí como para querer escribir algo o solo para que saliera el sentimiento que traigo pero, pero ps no, no hay inspiración. Además, no importa quién lea esto.. Aun así siento como ganas de quejarme intensamente. Y de huir. Y no sé.. Desaparecer. Ya no me aguanto ni yo.

Hagamos algo. Si alguien lee esto, mande un mensaje a mi feis y le pago una chela..

O no sé.. Algo. Pero, es que, ¿realmente a alguien le importa lo que escribo aquí? o ¿a alguien le importa lo que siento? o ¿alguien realmente le importa?

El otro día que salí me di cuenta de que hay gente que antes dependía de mi y  dejó de hacerlo. Lo cual me dio felicidad, porque, la verdad, yo ya no quería estar cerca de esas personas. Y así es como me voy quedando cada vez más sola.

De verdad me dio gusto que se viera tan feliz (o aparentara felicidad) y que no me necesitara. Eso me hace ser menos útil.

Me gustaría ver todo lo que sucede a mi alrededor mientras duermo. O mejor aun, cuando muera. O saber que se siente morir. Quisiera saber cómo y cuando pasará.  ¿Qué pasa durante ese tiempo en que parece no haber vida? ¿Que hago mientras duermo?

Una vez vi dormir por horas a alguien y fue hermoso, los gestos que hacía, sus ronquidos, todo era perfecto. ¿me pregunto qué será de esa persona?

Entre tantos pensamientos y sentimientos que traigo, es miedo. Siento miedo de lo que pasará. Quizá sea mi estrés. Tengo angustia. Quiero saber que va a pasar en estos días, necesito mis respuestas ya.

Quiero dejar de ser ese caso especial.

Estrés, cansancio, codicia mental.. quizás sea una aberración. No sé.

Ya no quiero pedir perdón por algo que no hice, o por querer tanto.

En fin. Quiero que todo termine mañana.

Dejar de sentir, eso quiero.

Tengo tanto y no tengo nada.

¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!

Soy la suma total de todos los momentos que he vivido con toda la gente que he conocido.. 

Dijo nadie nunca..

¿Sabe?
Vengo a decirle que le quiero
así nomás.
Que le quiero y no sé porqué
no lo entiendo,
Usted allá y yo acá,
apenas le he visto un par de veces
y Usted no dice nada.
Le leo cada día
todos los días
y me dice -Hola
y yo le digo
–Te quiero
y me dice -¿qué tal tu día?
y yo le digo
-Te quiero
y así día a día
todos los días.
¿Sabe?
Yo sé que Usted sabe que le quiero,
así nomás,
porque sí y porque no
con todo y con nada
nomás porque es Usted así,
como es y porque está.
¿Sabe?
Hoy vengo a decirle que le quiero
que está Usted en todos mis días
en todos mis momentos,
pero sobre todo
no está Usted en mis noches...
y eso, eso es lo que quiero que sepa,
que Usted me hace falta en mis noches
cada noche
de todas mis noches.
¿Sabe?
Sí, yo sé que sí,
que Usted sabe...



...

No es de extrañar que a uno le quepa tanta tristeza en el alma cuando está solo y,  menos aún, si tiene cerebro-corazón tan grande..

Quise decirle que lo quiero, pero no pude. Justo cuándo iba a abrir la boca, usted viene y me restriega en la cara su nostalgia y desamor. Se le iluminan los ojos, ¿sabe?, en tanto a mí se me apagan las ilusiones.

Me hackearon mi cuenta y pues Twitter no me la regresaba

Pues algunos de ustedes sabrán que en estos últimos días sufrí que me hackearon mi cuenta, lo raro es que pues yo no soy famosa ni hago cosas fuera de lo normal más que hacer spam en sus TL's y robarles los tuits y adueñarmelos, así que una razón fuerte como pasa los famosos y páginas de cuentas oficiales no tenían.

Bueno, pues empezó que yo estaba trabajando y de repente en un momento que tuve libre mandé un tuit y me avisaron en DM que por qué me había cambiado el user, el cual he tenido toda mi vida, yo no lo había hecho y fue cuando me di cuenta de que ingresaron a mi cuenta de mail e intentaron cambiar todas las contraseñas de mis cuentas de facebook y twitter.. Y cuando digo TODAS, me refiero a TODAS. Afortunadamente logré restablecer la de facebook y el correo porque estaban dado de alta mi celular, el cual me rehusaba a dárselos. Pero un día pensé, seguro ya lo tienen y además ese día que se los di ya no me dejaban hacer nada más hasta que introdujera mi celular así que pues ¡que chingados!, eso fue lo que me salvó. En ese rato que cambiaron todo, se dieron a la tarea de cambiar el correo de mi usuario de twitter, donde llegué a tener casi 1200 followers y días después empecé a bloquear a todos porque me dio miedo de que pensaran que era yo o les mandaran algo y que ellos pensaran que era yo quien les pidiera algo (no sé, simplemente me dio mucha paranoia) y dejaron conectadas mis cuentas de twitter movil y todas las demás aplicaciones que tenía conectadas.
Entonces corrí en círculos, lloré un rato, entré en crisis e hice lo siguiente:

La seguridad de las contraseñas es vital si no queremos que nos roben nuestras cuentas, tanto si se trata de nuestro correo electrónico, redes sociales, foros o el banco, debemos procurar que sea lo más “segura” posible.

Lo primero que debes hacer es reportarle a Twitter que tu cuenta "ha sido comprometida" pero te dirá que debes seguir los pasos para restablecer tu cuenta.

1. Solicita un restablecimiento de contraseña

Restablece tu contraseña solicitando un correo electrónico desde el formulario de restablecimiento de contraseña. Intenta ingresar tanto tu nombre de usuario como tu dirección de correo electrónico y asegúrate de revisar el correo de restablecimiento de contraseña en la dirección asociada con tu cuenta de Twitter.


2. Contacta a Soporte si necesitas más ayuda

Si aún no puedes iniciar sesión, contácta a twitter enviando una solicitud de Soporte. Elige “Cuenta hackeada” de la lista de opciones. Asegúrate de usar la dirección de correo electrónico que asociaste con tu cuenta de Twitter hackeada; enseguida envían información e instrucciones adicionales a dicha dirección. Recuerda incluir tanto tu nombre de usuario como la fecha en que accediste por última vez a tu cuenta.



Después llena esos formularios, es posible que twitter te responda diciendo que no tienes acceso a tu cuenta debido a que ese correo no es el que es de tu cuenta. En mi caso, mencionaba que @GarcialASI era mi cuenta, has lo mismo si es que cambiaron tu nombre de usuario.
Y por lo tanto sigue dando vueltas en círculos porque Twitter te mandará un correo con la siguiente información:

Hola,

Gracias por escribirnos. Parece que tu cuenta ha sido comprometida o que tienes problemas para acceder a ella. Por favor, lee la siguiente información para ayudarte a asegurar y/o acceder tu cuenta:

Si puedes iniciar sesión pero crees que tu cuenta ha sido comprometida, asegura tu cuenta siguiendo todos los pasos descritos en esta página: http://support.twitter.com/articles/31796.

Si no puedes iniciar sesión, intenta restableciendo tu contraseña con tu @nombredeusuario o dirección de correo electrónico aquí (¡intenta con los dos!): https://twitter.com/account/resend_password.

Si no puedes restablecer tu contraseña y has enviado esta solicitud desde la dirección de correo electrónico que asociaste con tu cuenta, por favor responde a este mensaje con la siguiente información:
Tu nombre de usuario (Por ejemplo: @Ayuda).
Cualquier dirección de correo electrónico que crees haber utilizado con tu cuenta.
La última fecha en la que has accedido a tu cuenta.
El número de móvil asociado a tu cuenta (Si lo habías confirmado).
De lo contrario, por favor envía una nueva solicitud de ayuda utilizando el correo electrónico que asociaste a tu cuenta. Aquí te explicamos como:
Si has iniciado sesión en otra cuenta de Twitter, cierra la sesión.
Entra a http://support.twitter.com/forms/hacked.
Revisa tu bandeja de entrada en tu correo electrónico para encontrar el mensaje de confirmación de tu solicitud de soporte. Podrás continuar la resolución del problema con esa solicitud.
Gracias,

Soporte de Twitter
http://support.twitter.com
@Ayuda


Has todo como te lo dicen y sobre todo, avisa a todos tus amigos que has sido hackeado/a y mientras twitter te soluciona tu problema, jajajajaja sigue dando vueltas en rectángulos y siente que ya no te devolverán tu cuenta. Eso me pasó, fue alrededor de dos semanas y media lo que se tardaron en solucionarme, me quejaba al menos 2 veces al día, hacía los procedimientos anteriores, incluso, me quejé desde otro usuario y correo electrónico.  Y en todos les decía lo mismo, que mi usuario era @GarcialASI  pero que lo habían cambiado que originalmente era @lagalletabi les di datos, fechas de los días que recordaba lo que había dicho hasta las veces que repetía el mismo chiste y el chiste que contaba, todos esos pequeños detalles hicieron que Twitter o el que atendió mi última queja confirmó que era mi cuenta.

Y de repente pasó, me respondió que mandara lo siguiente:

Hola,

Para confirmar que la cuenta te pertenece, por favor envía el siguiente mensaje en un Tweet desde la aplicación de Twitter for Android:

@SupportRequests #0000000 (ese número que te asignan y que debía tuitear para que supieran que era yo).

Una vez hayas enviado el Tweet, responde a este mensaje con el correo electrónico que te gustaría asociar con la cuenta. Por favor, asegúrate de que el correo electrónico que proporciones no esté actualmente asociado a otra cuenta de Twitter.

Por motivos de privacidad, por favor NO incluyas tu correo electrónico o cualquier otra información personal en tu Tweet.

Gracias,

Soporte de Twitter
http://support.twitter.com
@Ayuda



Y entonces hice todo eso que me pidió y horas más tarde me mandaron otro correo diciéndome que ya habían asociado mi cuenta a mi correo que ya podía restablecer mi cuenta y solo le respondí que lo amaba y que era más feliz que un político en navidad y que esperara la encuesta de satisfacción.

Entonces después que me regresaron mi cuenta:





Fue lo primero que se me ocurrió cuando me la devolvieron.  Entonces hoy, se me ocurrió hacer un recuento de lo sucedido y debido a que busqué sobre el tema y nunca encontré a alguien que le hubiera sucedido lo mismo que a mi pues les dejo esto por si a alguien más le llegara a pasar lo mismo y sepa que hacer.

También algo que debes saber es ¿cómo se ponen en riesgo las cuentas?

Las cuentas pueden verse comprometidas si has confiado tu nombre de usuario y tu contraseña a aplicaciones o sitios web maliciosas de terceros, si tu cuenta de Twitter es vulnerable a causa de una contraseña no segura, si un virus o malware en tu computadora está recolectando tus contraseñas o si estás en una red uso público. Lo cual, nunca entendí que pasó, yo culpo a la red de la universidad a la que asisto que me haya hecho vulnerable o quizás que acababa de hacer cambio de mail y haber independizado todas las aplicaciones de twitter. Desvincula todas las aplicaciones de Twitter y sólo deja las que realmente utilices.

Lo que sí te puedo recomendar es que Twitter en su afán por ser una plataforma abierta y segura, hace una serie de recomendaciones para que utilices tu cuenta con tranquilidad:

    Utiliza una contraseña fuerte (Cuando establezcas tu cuenta, asegúrate de elegir una contraseña fuerte (al menos 10 caracteres que incluyan letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos).
    Ten cuidado con los enlaces sospechosos y siempre asegúrate de estar en Twitter.com antes de ingresar la información de inicio de sesión.
    No des tu nombre de usuario y contraseña a terceros en los que no confíes, en particular a los que prometen conseguirte seguidores o hacerte ganar dinero.
    Asegúrate de que tu ordenador y tu sistema operativo estén al día con los últimos parches, actualizaciones y software antivirus.
    Twitter nunca te enviará ningún correo electrónico, mensaje directo ni @reply solicitándote tu contraseña.
Y pues síganme en @lagalletabi, YO NO LES DEVOLVERÉ SU CUENTA, pero seguro reíremos de lo que nos pasó.

Ah, sí y por último.. ¡SOFÍA GARCÍA, YO TE MALDIGO!